LAS GUERRAS CARLISTAS EN EL RINCON DE ADEMUZ Y LA ZONA, SEGUN LOS DOCUMENTOS (XII). RESUMEN CRONOLOGICO


RESUMEN CRONOLÓGICO de las tres guerras




PRIMERA GUERRA CARLISTA (1833-1840)


1834

1834 NOVIEMBRE, 17.- El cabecilla carlista "Serrador" (José Miralles Marín, de Villafranca del Cid, Castellón), que tras desavenencias mantenidas con "Carnicer" (Manuel Carnicer Griñón, de Alcañiz, Teruel), había partido desde Cantavieja (Teruel), es perseguido por fuerzas gubernamentales y se interna en esta zona. Es interceptado en las proximidades de Vallanca (entre Salvacañete y dicho pueblo), por los Urbanos (milicias liberales) de Moya y Ademuz. Tras un combate el 17 de noviembre, parten los carlistas hacia la Sierra de Albarracín. En estos momentos, el comandante de las Milicias Urbanas de Ademuz era D. Felipe Calza***
     *** Felipe Calza, aparecerá posteriormente en la "Guía de Forasteros en Madrid para el año 1842", como diputado de las Cortes españolas por Valencia. También aparece en el "Boletín Oficial de la provincia de Albacete" de 29 de agosto de 1849, como propietario de las tierras en que se ubica la mina de azufre "San Rafael", en Ademuz, mina que había sido ya abandonada en julio de ese año.

1835

1835 SEPTIEMBRE, 14.- "Cabrera" (Ramón Cabrera Griñó, de Tortosa, Tarragona), que procedente del Maestrazgo ha cruzado por Sarrión y Manzanera (Teruel) hasta Ademuz (Valencia), se dirige a Moya (Cuenca).

1835 SEPTIEMBRE, 19.- Fuerzas carlistas de "Quílez" (Joaquín Quílez, de Samper de Calanda, Teruel)"Cabrera""Serrador", entran en el pueblo de Moya (Cuenca) con gran violencia contra bienes y personas. Saqueos, quemas, violaciones y asesinatos (según la prensa oficial). Después se dirigen a Landete y Garaballa (Cuenca). Ese mismo día pernoctan esas facciones en Utiel (entonces de Cuenca), y el día 20 atacan sin éxito a Requena (también entonces de Cuenca), de donde son rechazados y se retiran.

1835 NOVIEMBRE, 11.- En la madrugada de este día, la columna móvil de Moya, junto a los Nacionales de Ademuz, infringen una derrota en Arcos de las Salinas a la facción de el "Organista" (Vicente Herrero, natural de Gea de Albarracín) compuesta por 300 infantes y 20 caballos.

1835 DICIEMBRE, 19.- En las inmediaciones de Ademuz hubo un fuerte enfrentamiento de las facciones carlistas unidas de "Cabrera" y "Quílez", contra las tropas del general isabelino "Espinosa". Los carlistas fueron derrotados, con 1.500 bajas, y dispersados, se retiran hacia los montes de Moya (estas bajas parecen, "a todas luces", una barbaridad, y más teniendo en cuenta las dimensiones de los ejércitos y partidas en aquellos inicios de la guerra. Pero eso es lo que narra la prensa y otras publicaciones al respecto)

1836

1836 MARZO, 12.- Una facción de "Cabrera" procedente del Maestrazgo, cuyo cabecilla era "Añón" (Manuel Añón, de Alcañiz, Teruel), con instrucciones de invadir Chelva y el Marquesado de Moya, y que se dirigía a Salvacañete, es interceptada entre dicho término y el Rincón de Ademuz. Con más de 100 bajas, es dispersada en este punto y se retira a la Sierra de Albarracín.

1836 ABRIL, 19.- Con esta fecha, una expedición carlista parte de Manzanera (Teruel), y vía Camarena de la Sierra, llega a Libros (Teruel). Bajando por la vega del Turia, pasa por Torrealta, Torrebaja y Ademuz (éstas de Valencia), exigiendo en estos pueblos contribuciones, víveres y calzados. Posteriormente se dirige a Utiel por Talayuelas y Sinarcas (estas tres, de Cuenca).

1836 ABRIL, 25.- Tras la derrota sufrida en Bercolón (entre los términos de Talayuelas, Titaguas y Tuéjar) el día anterior, las facciones carlistas se dispersan, y el día 25 entran en Ademuz con fuerza de 3.000 hombres. Perseguidos por las tropas del general Narciso López de Urriola, se retiran hacia Mora de Rubielos (Teruel) (según testimonio del mismo "Cabrera").

1836 MAYO, 23.- Los carlistas incendian el pueblo de Ademuz. Noticias que se refieren a finales de ese mes (sin concretar fechas), informan que la facción de "Serrador"(José Miralles Marín) mantiene un enfrentamiento con las fuerzas gubernamentales de Ademuz, terminando esta acción prácticamente "en tablas", por falta de municiones por parte de los carlistas. Todo hace suponer que la fecha de este enfrentamiento fuera ese mismo día 23; y posteriormente "las facciones entregan a las llamas al pueblo de Ademuz".

1836 MAYO, 31.- Los carlistas matan al alcalde de Santa Cruz de Moya (Cuenca).

1836 JUNIO, 20.- Una columna cristina (gubernamental), mandada por el general Joaquín de Ezpeleta Enrile, tuvo un combate en Ademuz contra fuerzas carlistas. No hay más información.

1836 JULIO 15.- Una parte del "Batallón Extremadura", del ejército gubernamental, es sitiado en Landete por una facción carlista del "Fraile de la Esperanza" (Miguel Sancho)***, reforzada con otras compañías que le manda Ramón Cabrera, y cuyo jefe es "Carné" (Eudaldo Carné). Se refugian en la iglesia y torre, que fueron incendiadas. Fue un asedio duro, que se levantó al día siguiente, cuando se retira la facción tras el saqueo del pueblo. Entre el 16 y el 18 entran en Utiel, desde donde parten hacia Chelva.
     *** Miguel Sancho, el "Fraile de la Esperanza", nació en Lliria hijo de labradores. De niño tuvo una grave enfermedad, durante la cual su madre Esperanza hizo la promesa de vestirlo de frailecito ("vestirle el hábito por devoción") si su hijo sanaba, lo cual así fue. Es por eso su apodo de "Fraile de la Esperanza" (pues él no fue clérigo, como otros personajes del carlismo). De joven ayudó a su padre en la agricultura, y después pasó a ejercer de arriero y se le tuvo por contrabandista, por lo que fue perseguido por la justicia. Tras la muerte de Fernando VII se encaminó a Morella para unirse con los carlistas del barón de Herbés. Tras la derrota carlista en la "acción de Calanda" (1833 diciembre), permanece oculto hasta mediados de 1834, en que pasa a las órdenes de Manuel Carnicer. Encuadrado en la "División del Turia", posteriormente fue nombrado comandante de la misma (aunque escaso de educación y sin preparación militar). 
A partir de 1836 es personaje muy destacado en esta zona (Chelva, Utiel, Serranía de Cuenca, Rincón de Ademuz...), mandando tropas carlistas en el sitio de Landete (15-07-1836), ataque a Requena (13-09-1836), ataque al fuerte de Cañete (26-05-1837), sitio al fuerte de Moya (25-10-1837)... Según noticias de la época "aunque salvaje y estúpido, no fue tan cruel como otros". Al finalizar la guerra, se le sabe ubicado en Benasal (Castellón) "oscuro e ignorado".

1836 JULIO, finales.- Facciones de Joaquín Quílez y el "Fraile de la Esperanza" (Miguel Sancho), son batidas en Ademuz, y por Manzanera y Albentosa se dirigen a Rubielos de Mora (esto ya el 1 de agosto).

A lo largo de esta I Guerra, hubo varias expediciones carlistas con el fin de descargar la intensidad de la guerra en algunas zonas como el país Vasco y Navarra, y el de extender el conflicto a todo el país, además de fortalecer su causa, buscar la adhesión ideológica en los sitios por donde pasaban, y reclutar fuerzas para su ejército.
Una de las más famosas fue la "Expedición Gómez", que mandó el general legitimista Miguel Gómez Damas, que partió de Amurrio (Alava) el 26 de junio de 1836, y que, durante seis meses recorrió "media España", para después volver al País Vasco, sin haber cumplido sus objetivos. Es por esto que "Gómez", fue juzgado y encarcelado a su regreso.
Hago mención e esta "expedición", por lo que afectó a nuestra zona a partir de septiembre de este año.

1836 SEPTIEMBRE, 5.- La expedición carlista del general Manuel Gómez Damas (éste de Torredonjimeno, Jaén) llega a Salvacañete (Cuenca), procedente de la Sierra de Albarracín (Teruel).

1836 SEPTIEMBRE, 6.- La "Expedición Gómez" marcha por Alcalá de la Vega (Cuenca) hacia Moya (Cuenca). Este mismo día 6 llega a Landete (Cuenca).

1836 SEPTIEMBRE, 7.- La "Expedición Gómez" en Utiel.

1836 SEPTIEMBRE, 10.- "Quílez" (Joaquín Quílez) con 3.000 hombres pide raciones en el pueblo de Torrebaja (Valencia), con el fin de llamar la atención de las tropas gubernamentales que persiguen a la expedición del general Manuel Gómez Damas.

1836 SEPTIEMBRE, 12.- Fecha muy importante en la que, tras haberse trasladado a Utiel en días anteriores los principales jefes de las facciones carlistas de Aragón, se reúnen en esta localidad con el general Gómez Damas. En dicha reunión de decide atacar a Requena. Estos jefes eran al menos, "Fraile de la Esperanza" (Miguel Sancho), "Arcipreste de Moya" (José Millán, de Moya, Cuenca), "Arnau" (José Domingo Arnau, de Tortosa, Tarragona)***"Forcadell" (Domingo Forcadell y Michavila, de Ulldecona, Tarragona), "Arévalo" (José María de Arévalo, de Capileira, Granada), "Quílez" (Joaquín Quílez), "Serrador" (José Miralles Marín) y el propio general "Cabrera" (Ramón Cabrera y Griñó).
     *** José Domingo Arnau, cuyo nombre real era Domingo Fort y Arnau, nació en Tortosa (Tarragona) en 1811. Tras cursar estudios trabajó como pasante en una notaría en esa población. Partidario del pretendiente Carlos V, por ideas y tradición familiar, fue confinado a Benicarló (Castellón) por las autoridades, desde donde escapó con otros a los montes de Ares y Catí (del Alto Maestrazgo castellonense) para incorporarse a los carlistas de "Serrador" (José Miralles Marín), y posteriormente a la división de "Forcadell" (Domingo Forcadell y Michavila). Fue nombrado ayudante de "Cabrera" (Ramón Cabrera y Griñó), que más tarde sería su cuñado al casar con una hermana de madre es éste, Teresa Calderó. "Arnau" tuvo una brillante carrera militar, llegando a ser brigadier de este ejército carlista. Ya en 1838 fue nombrado Comandante General de la División de Valencia, estableciendo su residencia en Chelva. Tras importantes acciones en esta I Guerra Carlista, y tras su finalización en 1840, se exilia en Francia. En junio de 1848, y ya durante la II Guerra, se fugó de su reclusión francesa para pasar a Cataluña, donde hizo la guerra con su cuñado "Cabrera", tratando infructuosamente de iniciar el alzamiento en el Maestrazgo. En octubre de este año se acoge a indulto, presentándose en Alcalá de la Selva (Teruel) y parte a Francia, reconociendo ya a la reina Isabel II en el trono español. 
     En lo que respecta a su actividad en esta zona destacar la conferencia que tuvo en Utiel con otros importantes jefes carlistas (12-09-1836) durante la "Expedición Gómez", en la que se decidió atacar Requena (lo cual fue ejecutado al siguiente día 13, pero sin éxito. Desde su base en Chelva dirigió y participó directamente en acciones como las de Cañete (abril 1838) y Puebla de San Miguel (septiembre 1838). Según la prensa, a finales de 1838 "domina todo el cantón de Ademuz a Chelva". En noviembre de 1839 tiene su cuartel general en Mira (Cuenca). En enero de 1840 sus fuerzas atacan a una división gubernamental entre Arcos de las Salinas (Teruel) y Puebla de San Miguel (Rincón de Ademuz). El 27 de febrero de 1840, no viéndolo seguro, ordena desmantelar el fuerte de Mira y llevar a Cañete lo que había en él.

1836 SEPTIEMBRE, 13.- Con la "Expedición Gómez" en la zona, y tras la decisión tomada en la junta carlista que tuvo lugar en Utiel el día anterior, facciones del mismo general "Gómez", juntamente con las de "Quílez" (Joaquín Quílez), el "Arcipreste de Moya" (José Millán), "Arévalo" (José María de Arévalo), y seguramente otras, atacan a Requena, que se defiende heroicamente con el coronel José Ruiz de Albornoz a la cabeza, como jefe militar de la plaza. A raíz de esta acción, Requena recibe el título de "Muy Noble y Muy Leal Ciudad".

1837

1837 ENERO, 19.- El comandante general de Cuenca, Narciso López de Urriola, desde Cañete llega a Ademuz  con el objeto de marchar a Chelva, plaza que estaba sitiada por los carlistas desde el día 15. No siguió la marcha, pues tuvo noticias del levantamiento de dicho asedio ese mismo día 19.

1837 FEBRERO, 12.- Facciones carlistas bien destacadas de Valencia, Aragón y La Mancha, pernoctan este día en Utiel. Concretamente las de "Forcadell" (Domingo Forcadell y Michavila), "Llagostera" o "Llangostera" (Luis Llagostera y Casadevall, de Llagostera, Gerona), "Canónigo Perciba" (Vicente Perciba, de Tortosa, Tarragona), "Royo de Nogueruelas" (Benito Catalán, de Cortes de Arenoso, Castellón), "Peinado" (Joaquín N. Peinado, de Manzanera, Teruel), "Arcipreste de Moya" (José Millán), y "Fraile de la Esperanza" (Miguel Sancho). Son unos 3.000 infantes y 400 caballos, pero por lo visto mal equipados y peor armados. El día 13 parten hacia Minglanilla (Cuenca).

1837 ABRIL, 25.- Procedente de Minglanilla, la facción del "Fraile de la Esperanza", mantiene un enfrentamiento en Utiel con la columna móvil del comandante Antonio Candelas, haciendo retroceder a ésta hasta Requena.

1837 MAYO, 26.- Desde Landete y el Rincón de Ademuz (vía Mira), la facción del "Fraile de la Esperanza" (Miguel Sancho) con unos 3.000 infantes y 500 caballos atacan a Cañete (Cuenca). Con muy cortas fuerzas compuestas por voluntarios nacionales, los gubernamentales se defienden en el castillo hasta el día siguiente, en que re retiran los carlistas, seguramente a su refugio de Chelva (Valencia).

1837 JUNIO, 5.- Una columna carlista de "Tallada" (Antonio Tallada y Romeu, de Ulldecona, Tarragona) llega a Landete, dando órdenes de reclutamiento para los mozos de Fuenterrobles, Mira y Enguídanos (todos éstos, pueblos de Cuenca).

1837 JULIO, 8.- Entran en Utiel, procedentes de Chelva, 2.500 infantes carlistas al mando de Antonio Tallada Romeu y el "Fraile de la Esperanza" (Miguel Sancho). Al día siguiente, parten de esta población.

1837 JULIO, 13.- El general gubernamental José de Buerens, que había partido de Teruel, pasa con sus tropas por Ademuz y Moya hacia la comarca de Utiel y Requena.

1837 JULIO, 15.- Tras un enfrentamiento cerca de Chiva en esta fecha, los carlistas se refugian en Chelva, desde donde parten hacia el Bajo Aragón divididos en tres frentes para evitar su aniquilamiento. Uno de estos frentes, sigue la ruta del Rincón de Ademuz, seguramente vía Sierra de Javalambre y de Gúdar hacia el Maestrazgo.

1837 AGOSTO, sobre el día 12 o 13.- Dos compañías del gubernamental Marcelino Oraá Lecumberri (general en jefe del Ejército del Centro), procedentes del Maestrazgo turolense, cruzan por Torrebaja y Ademuz, "abasteciéndose del buen vino y frutas que por allí encontraban a su paso", posiblemente con el objeto de dirigirse hacia Chelva o hacia Utiel (o hacia ambas), y posteriormente a Valencia, ciudad que había sido atacada por los carlistas.

1837 SEPTIEMBRE, 2.- Importantes fuerzas del general carlista Ramón Cabrera y Griñó, con unos 5.000 hombres entran en Utiel, desde donde parte de las mismas y se dirigen a La Mancha. Estas fuerzas eran las facciones unidas encabezadas por José Miralles Marín ("Serrador"), Antonio Tallada y Romeu ("Tallada"), y Miguel Sancho ("Fraile de la Esperanza").

1837 SEPTIEMBRE, 5.- El gobernador militar de Moya, Fermín Leguía Fagoaga, sale de esta villa para atacar fuerzas carlistas que sabe se dirigían a Cañete. Allí es rodeado y retrocede a Moya sin pérdidas humanas, según noticias de la prensa. A la cabeza de estas facciones estaban, el mismo Pretendiente (Carlos María Isidro [Carlos V para los carlistas]), el infante Sebastián Gabriel, el general Vicente González Moreno y el "Cura Merino" (Jerónimo Merino Cob, de Villoviado, Burgos, célebre  clérigo y guerrillero en la Guerra de la Independencia contra los franceses).

1837 SEPTIEMBRE, 25.- Reunidos en Ademuz (Valencia) unos 600 carlistas, son atacados por seis soldados y un cabo de la guarnición de Moya (Cuenca). Son dispersados y les hacen seis muertos y otros tantos prisioneros. (Esta noticia parece de todo punto exagerada, pero así se reflejó en la prensa del momento).

1837 OCTUBRE, 20.- La facción del "Fraile de la Esperanza" (Miguel Sancho), que huye de Chelva ante la aproximación a esa plaza de la columna gubernamental del coronel Antonio Buil y Raso, se presenta en Utiel, y parte el 21 hacia los pueblos de la Sierra de Moya.

1837 OCTUBRE, 21.- Entra en Chelva la columna del coronel Antonio Buil y Raso. Desaloja a los carlistas que todavía permanecían allí, procediendo también a incendiar el convento de San Francisco, que era en esos momentos el hospital militar carlista.

1837 OCTUBRE, 25.- Tras un corto enfrentamiento entre los pueblos de Landete y Moya, fue sitiado el fuerte de esta última (Moya) por las fuerzas carlistas al mando del cabecilla "Fraile de la Esperanza" (Miguel Sancho) con órdenes del mismo general Ramón Cabrera y Griñó ("Tigre del Maestrazgo"). Este fuerte de Moya fue defendido por el comandante militar de la plaza, Fermín Leguía Fagoaga. En estos momentos de la guerra, parece ser Moya el "refugio de liberales y gubernamentales" (y de sus propias familias) de la zona, que eran continuamente hostilizados por las facciones carlistas.
Los carlistas no logran tomar Moya, y se retiran el 31 de octubre.

1838

1838 ENERO, 8.- La facción de "Viscarro" (Juan Bautista Viscarro Esteller, de Ulldecona, Tarragona), procedente de Chelva, se presenta en Utiel, desde donde se dirige al día siguiente a Siete Aguas. El día 9, en Siete Aguas, dicha facción de "Viscarro", al mando de "La Diosa" (Ramón Rodríguez Cano, de Toledo), ataca a las fuerzas gubernamentales que manda el capitán Antonio Truquet Cervera, que se ven obligadas a refugiarse en la iglesia.
Tras los robos y exacciones hechas en estos términos y cercanías, especialmente de grano y ganado, y ante la inminente aproximación de la "brigada de la Ribera", esta facción, junto a la de Antonio Tallada y Romeu, que también estaba en la zona, re retiran con su botín hacia Chelva. El día 10, ya están situados en dicha plaza.

1838 MARZO, 13.- En Barrachina (término de Moya) es alcanzado y aprehendido el cabecilla carlista Francisco Zurubana ("El Terrible") junto a su asistente, cogiéndoles dos trabucos y rescatando dos mulos que habían robado a un vecino de Salvacañete. Este cabecilla venía a organizar un batallón según órdenes de Juan Bautista Viscarro Esteller. Tanto "El Terrible" como su asistente, fueron muertos antes de entrar en Moya (según la prensa del momento, por haber intentado fugarse).

1838 MARZO, 17 o 18.- En el término de Castielfabib (Valencia), una corta facción del cabecilla "Olmo" (u "Olmos"), compuesta de 40 infantes y 31 caballos, es alcanzada por una partida gubernamental procedente de la guarnición de Moya, resultando por parte de los carlistas 9 o 10 muertos y tomándoles seis caballos, una mula, bastantes armas y otros efectos. (Sobre las pérdidas gubernamentales, no hay mención).

1838 ABRIL, 24.- Procedente de Chelva, la facción de José Domingo Arnau logra tomar la zona de Cañete, recaudando grandes pedidos de los pueblos comarcanos.

1838 ABRIL, 28.- Permanecen en Ademuz cuatro pequeños batallones carlistas de los cabecillas "Forcadell" y "Viscarro".

1838 ABRIL, 30.- En los muros de Cañete, las fuerzas del general Francisco Javier de Azpiroz y Jalón (que más tarde sería titulado "conde de Alpuente") derrotan a una brigada carlista, haciendo prisioneros, entre otros, a su jefe el coronel Pedro Mars y al teniente coronel mayor Miguel Vargas. Los restos de la brigada se retiran a Chelva.

1838 MAYO, 11.- Una facción del "Cura Merino" (Jerónimo Merino Cob), compuesta aproximadamente por unos 1.500 infantes y 200 caballos (estas cifras oscilan algo, según fuentes consultadas) llega a Javaloyas (Teruel), desde donde parte por el "camino de Ademuz".

1838 MAYO, 12.- El "Cura Merino" pernocta en Ademuz (Valencia), y al siguiente día 13 ya está situado en Arcos de las Salinas (Teruel).

1838 AGOSTO, 11.- Una facción carlista compuesta de 300 infantes y 60 caballos se presenta en Riodeva (Teruel). Otros pequeños grupos por Torrebaja (Valencia) y Tormón (Teruel).

1838 SEPTIEMBRE, 27.- La facción de José Domingo Arnau aumentada con 100 caballos de "Palillos" (Vicente Rugero, de Almagro, Ciudad Real), que había pernoctado en Castielfabib y cruzado el río Turia ("Guadalaviar" o "Blanco") por el puente de Torrebaja, es alcanzada en Puebla de San Miguel por la brigada gubernamental del general Francisco Valdés Arriola, que había salido en su persecución desde Santa Cruz de Moya (Cuenca). A resultas de este enfrentamiento, por la parte carlista resultan 26 muertos, muchos heridos y 17 prisioneros; por parte de la brigada, 2 muertos y 10 heridos (esto según la prensa oficial, naturalmente).

1838 OCTUBRE, 17.- En esta fecha la facción de José Domingo Arnau pernocta en Santa Cruz de Moya (Cuenca), y la de Domingo Forcadell Michavila en Ademuz (Valencia). Tras unirse ambas en Ademuz, "Arnau", por Salvacañete, Tejadillos y Zafrilla (éstos de Cuenca), se dirige hacia la Sierra de Albarracín (Teruel). "Forcadell", por su parte, hacia el Bajo Aragón (Teruel).

1838 DICIEMBRE, mediados.- El cabecilla carlista José Domingo Arnau domina todo el cantón de Ademuz hasta Chelva.

1839

1839 ENERO, mediados.- "Arnau" está por la zona. Concretamente el día 13 pernocta en Landete su facción, a la que se le había unido el “batallón de Mora”. En estas fechas hay noticias de su existencia (de entre otros) en los pueblos de Salvacañete, El Cubillo, Mira (éstos de Cuenca) y Ademuz (Valencia), incluso en los turolenses de Campillo y Villel. Desde éste último (Villel) "Arnau" oficia al alcalde de Ademuz para que prepare 800 raciones y 30 fanegas de grano.
Desde el Rincón de Ademuz, tras pasar por Santa Cruz de Moya (Cuenca), la expedición se retira hacia Chelva (Valencia), donde ya estaban el día 18 ó el 19.

1839 FEBRERO, 6.- En las cercanías de Utiel, concretamente en el denominado "barranco del Diablo", fuerzas del gubernamental general Martín José Iriarte Urdániz, derrotan al batallón carlista "Tiradores del Cid" y a dos escuadrones de José Domingo Arnau.

1839 MARZO, 7.- A estas fechas, el jefe carlista José María de Arévalo**  ***, había venido a sustituir el mando que había tenido hasta entonces "Arnau" en la zona; éste ya se había trasladado al Maestrazgo.
Fuerzas de dicho "Arévalo" parten de Ademuz el día 7 de marzo, pero (desconocido el motivo), al siguiente día 8 regresan al mismo punto, ahora reforzadas con las de Domingo Forcadell Michavila (procedentes de Segorbe) y restos del "batallón del Turia" (procedentes de Chelva).
Por entonces se reconcentran facciones carlistas sobre Talayuelas (Cuenca), hasta donde son perseguidas por una brigada gubernamental de Cuenca.
     
     ** José María de Arévalo Reguero nació en Capileira de las Alpujarras (Granada) el 20-11-1791 y pertenecía a la nobleza. De muy joven ya participó en la Guerra de la Independencia (1808-1814). Militar absolutista, fue comandante de los "voluntarios carlistas" de Sagunto, y una vez desarmando ese cuerpo (1833), se traslada al Maestrazgo a mediados de 1834, uniéndose a los carlistas de "Miralles" ("Serrador") primero, y después a los de “Forcadell”. En diciembre de 1838 se puso al frente de un batallón de la “División del Turia”. Ya en febrero de 1839, y habiendo sido nombrado brigadier, reemplazó a “Arnau” en la comandancia del distrito de Chelva (División del Turia). El 24 de marzo de 1840 fue destituido, según las noticias, por “su incapacidad para frenar el avance liberal”. Este mismo año, y al concluir la I Guerra, “Arévalo” que era mariscal de campo del ejército carlista, marchó al exilio francés, estableciendo su residencia en Tours. Después, participó en la II Guerra, y fracasando en el intento de sublevar Andalucía, se exilia a Inglaterra y después pasa a Francia, sin querer acogerse a la amnistía por no querer jurar fidelidad a Isabel II. Por lo visto “prefirió vivir modestamente en el extranjero”. Tras más devaneos, idas y venidas, y siempre dispuesto para la causa carlista, al final muere en una casa de huéspedes de París en febrero de 1869, en una situación económica “muy precaria”. Fue calificado (y no sólo por los suyos) de personaje “culto, afable, prudente y reservado”, y según noticias, durante su estancia en Chelva “organizaba tertulias en su casa, a las que acudían oficiales y simpatizantes carlistas”

   *** Sobre las actuaciones de "Arévalo" referentes a la zona, destacar que durante la “Expedición Gómez”, asistió a una importante reunión el 12-9-1836 en Utiel, con los principales carlistas de las facciones de Aragón y el mismo general Miguel Gómez Damas, tomando, entre otras decisiones, la de atacar Requena, cosa que así se ejecutó el siguiente día 13 y en la que el mismo “Arévalo” participó con sus fuerzas. Comentar que este ataque a Requena fue rechazado y quedó sin éxito. El 6-3-1839 las fuerzas de “Arévalo” están en Ademuz. Estas mismas fuerzas ejecutan a mediados de marzo al alcalde y a dos concejales de Santa Cruz de Moya (Cuenca). Sobre el 20 de abril de 1839 “Arévalo” y “Forcadell” (con 3 batallones y 200 caballos) atacan a Moya, que es bloqueada por unos días. El 28 de mayo de 1839, un indeterminado número de fuerzas de “Arevalo”, se planta en las puertas de Teruel, donde son rechazados. El 19-6-1839, una facción de Arévalo es batida en Salinas del Manzano (Cuenca). A mediados de octubre de este mismo año “Arévalo” salió de Mira (Cuenca), recorriendo Chelva, Ademuz y Landete, volviendo a Mira el día 17. A finales de noviembre de 1839 salen de Utiel las facciones de “Arévalo” y “Palillos” para Ademuz, desde donde “Arévalo” se dirige a Villel (Teruel). El día 26 están en Villel y Villastar. A primeros de enero de 1840, “Arévalo” en la parte de Ademuz con un batallón de la “División del Turia”, al que se les une otro batallón de “Guías de Cabrera”. En estos momentos, “Arévalo” domina todo el valle del Turia, desde Ademuz casi hasta Teruel capital. El 16 de enero de 1840 “Arévalo” mandó fusilar al alcalde de Tramacastiel (Teruel) y a otros dos individuos de ese ayuntamiento, por haber liberado los vecinos de dicho pueblo a dos presos de allí que habían hecho los carlistas y que se habían desertado de la fortaleza de Castielfabib (los desertores eran tres, pero sólo pudieron liberar a dos, el tercero fue conducido a Castielfabib y allí fue ejecutado); también saquearon el pueblo y quemaron cuatro casas. No hay acciones importantes en la zona durante la II Guerra.

1839 MARZO, mediados.- Las facciones carlistas, en especial las encabezadas ahora por José María de Arévalo, siguen por esta zona. Con su cuartel general en Chelva, por lo visto, van y vienen cómodamente.
Según noticias de la época, en esas fechas, fue vendido el fuerte de Moya por su gobernador militar a los carlistas, para facilitarles su toma. Pero las autoridades liberales de Santa Cruz de Moya, conocedores del tema, dieron parte a los gubernamentales de tal maniobra, no informando tampoco a los carlistas de la aproximación del ejército.
A consecuencia de esto, fuerzas del cabecilla José María de Arévalo, procedentes de Chelva, ejecutan al alcalde de Santa Cruz de Moya (Cuenca), junto a dos concejales, que fueron "arcabuceados".

1839 ABRIL, 6.- Distribución de unidades carlistas a esta fecha: Un batallón de "Forcadell" (Domingo Forcadell) y "Palillos" (Vicente Rugero) se encuentra entre Talayuelas y Santa Cruz de Moya. El "batallón del Turia", en Chelva, y otras facciones en Alpuente y El Collado.

1839 ABRIL, 9.- Sobre 200 infantes y 20 caballos de los carlistas entran en Utiel: queman la casa del cobrador de contribuciones y se llevan al alcalde.

1839 ABRIL, mediados.- En Chelva, las fuerzas carlistas de "Forcadell", "Viscarro" y "Arévalo". Este José María de Arévalo, con 3 batallones y 200 caballos, ataca y bloquea Moya. Bloqueo que se levanta ante la aproximación de la "brigada de Cuenca" del Gobierno.

1839 ABRIL, finales.- El Rincón de Ademuz totalmente dominado por los carlistas. Construyen en Ademuz y fortifican la Casa-Palacio de Torrebaja ("Casa Grande" o "Casa del Señor del Mayorazgo", en la actual plaza del Ayuntamiento). Organizan un batallón con los "mozos de la tierra".

1839 MAYO.- Durante todo el mes de mayo de 1839, existe una fuerte actividad y continuo merodeo de facciones carlistas por toda la zona comprendida entre Chelva, Utiel-Requena, Serranía de Cuenca y el Rincón de Ademuz (comarca, por lo visto, totalmente dominada en estas fechas).

1839 MAYO, 1.- El jefe carlista Domingo Forcadell y Michavila, al frente de un regimiento de caballería, se establece en Cañete. Después se dirige a Landete, Aliaguilla y Talayuelas (todas éstas de Cuenca), con el fin de destruir las defensas establecidas por las tropas liberales. Días después, esta fuerza carlista se uniría a las de "Palacios" (Manuel Salvador Palacios, éste de Madrid. Importante jefe carlista que participó en las tres guerras), José María de Arévalo y José Domingo Arnau, que recorren la zona.

1839 MAYO, 5.- Una compañía del batallón carlista de "Forcadell" entra en Utiel, levándose a personas pudientes para garantizar los pedidos hechos. Lo mismo hacen en los pueblos de Camporrobles, Fuenterrobles, Caudete de las Fuentes y Mira (todos estos pueblos pertenecían entonces a la provincia de Cuenca, también Utiel y Requena; en 1851, excepto el de Mira, pasaron a ser de Valencia).

1839 MAYO, 9.- La partida gubernamental de Antonio Truquet Cervera, perteneciente a la "brigada de la Ribera", que mandaba el coronel José Ortiz, alcanza en Sinarcas a la vanguardia de una facción carlista, desde donde son perseguidos. Esta "brigada de la Ribera", tras disputar con éxito a los rebeldes el puente de Benagéber, llega a Chelva el día 10, desalojando a dos batallones carlistas "del Turia" que guarnecían el mencionado Chelva.

1839 MAYO, 20.- El general carlista Ramón Cabrera y Griñó, tras pernoctar en Cañete el día 18, llega el 20 a Castielfabib, desde donde da inmediatamente orden de fortificar ambos puntos, en especial el segundo (Castielfabib). La Casa-Palacio de Torrebaja y el castillo de Ademuz, ya se venían fortificando desde abril de este año.

1839 MAYO, 21.- "Cabrera" en Alpuente. Supervisa las obras de fortificación de Alpuente, El Collado y Chelva.

1839 MAYO, 28.- Fuerzas carlistas al mando de José María de Arévalo ("una facción de Chelva", según noticias), seguramente procedente de Cañete (Cuenca) y Rincón de Ademuz (Valencia), vía Villel y Villastar (éstos de Teruel), se presenta en las puertas de Teruel, de donde son rechazados, y se retiran por Villastar a unirse con las fuerzas que habían quedado en Villel. Luego se vuelven, deshaciendo sus pasos, hacia sus bases en el Rincón de Ademuz y Cañete.

1839 MAYO, 31.- El fuerte de Cañete ya está concluido por los carlistas, y guarnecido por el "primer batallón del Turia". "Forcadell" y "Arévalo" por las inmediaciones.
En Chelva están fortificando el "palacio Vizcondal" y la iglesia, construyendo una muralla defensiva. Allí están reclutando quintos y se les da instrucción.

1839 JUNIO, 19.- Tropas al mando del capitán general de Castilla la Nueva, baten en Cañete a la facción de José María de Arévalo y la caballería de Domingo Forcadell y Michavila.

1839 JULIO, mediados.- Los carlistas roban cereales en la vega de Requena y en Utiel, los cuales llevan a trillar a Las Cuevas y La Torre (ambas, aldeas de Utiel), para trasportar dichas cosechas a su centro de Chelva. Al frente de éstos, "Pimentero" (Timoteo Andrés) **  ***.

** Timoteo Andrés, "Pimentero de Utiel". Participo en la I y II Guerras Carlistas. Nació en Utiel, hijo de labradores. Al inicio de la I Guerra (1833), o quizás algo antes, y con sólo 17 años, se alista en Chelva (Valencia) a las filas carlistas. Timoteo Andrés, bien joven, sirvió como guía en su zona natal a las fuerzas carlistas que ya se iban adentrando por allí. En febrero de 1839 estaba al mando de las partidas carlistas de José Domingo Arnau, que se acercaron a Requena. Luego, cuando el ejército carlista abandonó la zona, siguió por allí como guerrillero. Tuvo su refugio en Villar de los Olmos (aldea de Requena), dedicándose con su partida al saqueo de personas y pueblos, lo que llevó a que fueran detenidos sus familiares que tenía en Utiel y en Requena (entonces de Cuenca). Ya en enero de 1840, huyendo de la persecución que le hacían los liberales, se refugió en la zona de Chera y Chulilla. En abril de este año ocupó Utiel, y en junio se ofrecían 8.000 reales por su cabeza. Al finalizar la I Guerra, ese mismo año, se acogió a indulto en Guadalajara y se estableció en Madrid para pasar posteriormente a Francia, donde casó y tuvo dos hijos. A finales del verano de 1848 (ya durante la II Guerra) regresó a España y empieza a actuar con una partida por los pueblos de Marquesado de Moya y Utiel-Requena. El 20 de octubre de 1848 su partida es sorprendida en La Torre de Utiel, huyendo hacia Tarancón (Cuenca). En Tarancón, ya en febrero de 1849, reagrupa a sus fuerzas y capturan al alcalde y al comandante de la Guardia Civil. Tras la persecución que le hace el ejército gubernamental, disuelve la partida y marcha, disfrazado, a Madrid. Allí es delatado por una amigo al que le debía un dinero que no le pudo devolver (este dinero le fue prestado para organizar su revuelta). Al intentar dirigirse a Francia, es detenido en Burgos y finalmente fusilado el 8 de marzo de 1849.

*** En cuanto a las actuaciones que tuvo por esta zona: Durante la I Guerra, en febrero de 1839, bien joven, es guía de las patrullas de "Arnau" que andan por la parte de Utiel y Requena. En abril "Pimentero", que tenía su refugio en Villar de los Olmos (aldea de Requena), junto con otras partidas sueltas de "Pule", y "Peinado", se encargan de cobrar las contribuciones a los pueblos de esa zona, por orden de las "Juntas Administrativas" de Alpuente. A mediados de julio de 1839 entra en Utiel, de donde se llevan "las campanas, y hasta las calderas de las fábricas de aguardiente". Roban el trigo de la vega de Requena, y lo llevan a trillar a las eras de Utiel, desde donde tienen que salir, perseguidos por el comandante general de Cuenca; cerca de Sierra Negrete (Utiel), son alcanzados y dispersados. A finales de noviembre de ese año, las partidas de "Pimentero" y "Potaje", con unos 120 infantes y 30 caballos, están por la parte de Requena, haciendo pedidos a los pueblos. Pimentero "hace expediciones hasta tierra de Cofrentes, y se trae ganados de lana y cabrío, y hasta de cerdos". En abril de 1840 ocupó de nuevo Utiel. En junio, las autoridades ponen "precio a su cabeza" (8.000 reales). A finales de este mes de junio de 1840, la partida de "Pimentero", ya con sólo 30 hombres, se halla por la parte de Talayuelas (Cuenca). Ya no hay más noticias de Timoteo Andrés en esta I Guerra y la zona, pues al finalizar la misma partió a Francia, para volver después, ya bien avanzado 1848 para unirse a la revuelta (entonces ya tenía más de 40 años). Ya durante la II Guerra Carlista, la primera noticia que tengo de sus operaciones por esta zona, es la estar con su partida en Aliaguilla y Garaballa (Cuenca) a finales de agosto o primeros de septiembre de 1848, y que, perseguidos por el jefe político de la provincia de Cuenca (José Fariñas) y otras columnas, se retiran hacia la Sierra de Albarracín (Teruel). La intención de los carlistas por aquellas fechas era la de apoderarse de Cañete (Cuenca), cosa que no se llegó a ejecutar. El 21 de septiembre, los gubernamentales baten en Calles, "distrito de Chelva", a las "gavillas" de "Pimentero de Utiel" (Timoteo Andrés), "Dulzainero de Liria" (Esteban Arastey), y "Santés" (José Santés y Murgui), causándoles 4 muertos. El 9 de octubre de 1848, la facción de "Pimentero", entonces ya con 100 infantes y 25 caballos, están recorriendo los pueblos de la huerta de Valencia (Benaguacil, Villamarchante, Cheste...), "sacando dinero de los ayuntamientos y recogiendo caballos"; Son ahuyentados en Chiva. El 20 de octubre de 1848 la partida de "Pimentero" es atacada en el término de La Torre de Utiel, y parte a Tarancón. Posteriormente, aunque hay noticias de hablaban de sospechas sobre su vuelta a Chelva, la verdad es que ya no volvió a este sector. Reagrupó sus fuerzas en la zona de Tarancón en febrero de 1849. Tras la persecución a la que es sometido por el ejército, sehace su partida y marcha a Madrid. En su intento de refugiarse en Francia, es detenido en Burgos y ejecutado el 8 de marzo de 1849.

1839 AGOSTO, 4.- En estas fechas, los carlistas cuentan con los puntos fortificados de Alpuente, Castielfabib, El Collado y Cañete. También Ademuz, Torrebaja y Villel.

1839 AGOSTO, 24.- Las fuerzas gubernamentales de la "división de operaciones de Cuenca", en Salvacañete. Tropas carlistas de Domingo Forcadell y Millavila, en Ademuz; las de "Balmaseda" (Juan Manuel Martín de Balmaseda, de Fuentecén, Burgos), en Torrebaja; el general "Cabrera", en Chelva.

1839 AGOSTO, 30.- Las facciones unidas de "Forcadell", "Arévalo" y "Cabrera", pasan por Moya con dirección a Carboneras de Guadazaón (ambas de Cuenca), punto en donde sorprenden ese mismo día a una brigada gubernamental del Ejército del Centro, que capitula el 1 de septiembre tras dos días de resistencia.

1839 AGOSTO, 31.- En esta fecha se ratifica el célebre "Convenio de Vergara", entre isabelinos y carlistas, que en teoría ponía fin a esta guerra. Pero en la práctica no fue así, pues la guerra continuó en el sur de Cataluña, Maestrazgo, Levante y Castilla la Nueva hasta mediados de 1840.

1839 SEPTIEMBRE, 4.- "Cabrera" en Cardenete (Cuenca). Al siguiente día 5 parte hacia Mira, y por el camino de Sinarcas y Benagéber, a Chelva, donde entra el día 8. Paralelamente, una división del "Ejército del Centro", por orden de su general en jefe Leopoldo O’Donnell y Jorís, hace persecución de estas facciones. Pasa por Campillos de Paravientos, San Martín de Boniches, Landete y Santa Cruz de Moya (entre otros, y todos ellos de Cuenca), sin lograr alcanzarles.

1839 OCTUBRE, 17.- Una facción de José María de Arévalo, con 800 infantes y un escuadrón a su cargo, que había partido de Mira en días anteriores, llega a Chelva, habiendo hecho excursión por Landete y Rincón de Ademuz.

1839 NOVIEMBRE, 24.- En Mira tiene su cuartel general el cabecilla carlista José Domingo Arnau, cuyas fuerzas se manejan a la sombra de los fuertes de Cañete y Castielfabib. Por aquí y Utiel-Requena, también merodean las pequeñas partidas de "Potaje" y "Pimentero de Utiel" (Timoteo Andrés).

1839 NOVIEMBRE, finales.- Ya está en poder de los gubernamentales la villa de Chelva ("refugio de la canalla del Turia", según la prensa liberal) y, bajo el mando del general Francisco Javier de Azpiroz y Jalón, se fortifica. También se ocupa y fortifica la plaza de Villel (Teruel). Estas ocupaciones tienen un objetivo estratégico, que es el de restablecer la línea de Teruel a Chelva por el "cantón de Ademuz", dejando aislados a los fuertes carlistas de Castielfabib, Cañete y Beteta.
En la zona quedan todavía activos los fuertes carlistas indicados y los de Alpuente y El Collado.
En Cañete (Cuenca) entran municiones procedentes de Cantavieja (Teruel) y Morella (Castellón).

1840

1840 ENERO, 4.- El gobernador militar de Teruel sale con doce compañías y la escolta de caballería del general O'Donnell con el firme propósito de tomar el fuerte carlista de Castielfabib (Valencia). Esta operación queda frustrada, por el retraso con el que llegaron las fuerzas, y ya advertida la guarnición de esta acción por confidentes. Los gubernamentales son recibidos a fuego y se retiran, perseguidos por dos compañías de los carlistas.
En El Cuervo (Teruel), por estos días, los "francos" (milicias liberales) de Teruel que manda Joaquín Piqueras, dan muerte al cabecilla denominado "Sastre de Villastar", que pernoctaba en la casa del cura de este pueblo. Según los documentos, "a estocadas y punzadas de bayonetazos y navajadas". También matan a otro acompañante y cogen prisioneros a 4 carlistas más.

1840 ENERO, 10.- Diez soldados carlistas que habían salido este mismo día del fuerte de Castielfabib, se presentan en Tramacastiel (Teruel) con el objeto de detener a tres desertores de dicho fuerte y que eran naturales de este último pueblo. En efecto, son detenidos, y mientras los dirigían atados al fuerte, varios paisanos, encabezados por María Barrachina (hermana de uno de los apresados), "a pedradas" y "valiéndose de la oscuridad y del camino peñascoso", consiguen liberar a dos de ellos. No así al joven hermano de María, que es llevado a Castielfabib y fusilado.

1840 ENERO, 16.- Por orden de José María de Arévalo, son ejecutados el alcalde y otros miembros del ayuntamiento de Tramacastiel, siendo saqueado el pueblo y quemando cuatro casas. Esto, en represalia por lo sucedido el anterior día 10. Por entonces, "Arévalo" se manejaba por la zona, a la sombra de los fuertes de Alpuente, El Collado, Castielfabib, Cañete y Beteta.

1840 ENERO, finales.- En la comarca valenciana de "Los Serranos" las facciones carlistas son perseguidas incesantemente por las fuerzas gubernamentales del general Francisco Javier Azpiroz, viéndose obligados a ir replegándose hacia Alpuente.
Importantes contingentes carlistas del Maestrazgo van acudiendo a la zona, reforzando a las facciones que se mueven entre Cañete, Castielfabib y Beteta, y que hacen frecuentes incursiones en La Mancha y hostilizan a la Sierra de Albarracín.
Por aquí, en estas fechas, la "flor y nata" del carlismo resistente: "Arévalo", "Arnau", "Palillos", "Pimentero de Utiel", "Palacios"... ("Cabrera", en Morella, recuperándose de su enfermedad).
Una facción de José Domingo Arnau, que por Gúdar-Javalambre se dirige a La Mancha, embosca y ataca a una división gubernamental del general Isidoro de Hoyos entre Arcos de las Salinas (Teruel) y Puebla de San Miguel (Valencia). Les hacen dos muertos y cinco heridos, retirándose después la facción hacia el Rincón de Ademuz, para unirse con las fuerzas de José María de Arévalo.

1840 FEBRERO, 9.- Un batallón titulado "Guías de Cabrera" ocupa por un día el pueblo de Villel (Teruel). Estas fuerzas venían desde Camarena de la Sierra (Teruel) hacia Ademuz. Una vez llegado a ese punto de Ademuz, dicho batallón se une a las tropas de José María de Arévalo que allí permanecían.
Este "Arévalo", desde Ademuz, recorre y domina el valle del Turia casi hasta Teruel capital. También mantiene una avanzada de caballería por la parte de Mira (Cuenca), con el fin de facilitar sus incursiones a La Mancha.

1840 FEBRERO, mediados.- Fuerzas carlistas incendian y destruyen la iglesia de Aras de Alpuente (Aras de los Olmos), fusilando también a un destacado paisano. No sé qué motivos llevarían a quemar una iglesia a los ultracatólicos carlistas. Me imagino que sería acabar con alguna resistencia que desde la misma realizaban los liberales. Lo ignoro, pero esta noticia del día 18 aparece en el periódico “Eco de Comercio” (Madrid) del 29 de febrero.

1840 FEBRERO, 18.- Una facción de 500 hombres (sin identificar), que había pedido raciones en Albarracín (Teruel) el día anterior, pernocta en Terriente (Teruel) el 18. Al siguiente día 19, parte para los fuertes de Cañete (Cuenca) y Castielfabib (Valencia), dejando algunas fuerzas en Javaloyas (Teruel).

1840 FEBRERO, 19.- Se está fortificando la plaza de Titaguas por las fuerzas del gubernamental general Azpiroz, con el objeto de tener un punto de apoyo para las ya previstas operaciones sobre los fuertes de Alpuente y El Collado.

1840 FEBRERO, finales.- El jefe carlista José Domingo Arnau, reconoce el fuerte de Mira, y viendo que no se podía sostener, da orden de sacar todo que hay en él para trasladarlo al de Cañete. Manda también demoler las obras que se venían ejecutando en Mira y parte de su antiguo castillo.

1840 FEBRERO, 27.- El general Baldomero Espartero toma a los carlistas el fuerte de Segura de Baños (Teruel). Comienzan a caer, uno  a uno, sus principales puntos fortificados, como se irá viendo posteriormente.

1840 MARZO, 9.- Llega a Cañete el cabecilla Domingo Forcadell con un regimiento de artillería. Por aquellas fechas, el mismo "Forcadell", con "Arnau" y "Arévalo", recorren los pueblos de Campillos-Sierra, Cañete y Cardenete (todos los pueblos mencionados de la provincia de Cuenca), cuyo punto fortifican.

1840 MARZO, 22.- Procedente de Utiel, entra en Mira un contingente carlista con 400 de caballería, al mando de Juan Manuel Martín de Balmaseda.
En esas fechas casi todas las facciones de Castilla, de la parte de Chelva y de Ademuz, se van recorriendo hacia la Serranía de Aliaga, Cantavieja y Morella, puntos en los que han decidido reconcentrar sus fuerzas.

1840 MARZO, 25.- La unidad "movilizada de Salvacañete", al mando de su comandante Manuel Perea, sorprende a una partida carlista en el pueblo de Boniches (Cuenca), "haciéndoles prisioneros dos capellanes y doce individuos de tropa".
Por estas fechas desertan gran cantidad de individuos de las facciones ("pasados") en la provincia de Cuenca, que se van presentando en diversas plazas liberales. Un importante número de éstos, se presentan en Moya.

1840 MARZO, 27.- Siguen cayendo los fuertes en poder de los carlistas. En esta fecha es tomado el de Castellote (Teruel).
Este mismo día, un batallón carlista al mando de Francisco Tallada y Forcadell (nacido en Alicante, hijo de Antonio Tallada y Romeu, importante jefe realista en esta primera guerra, y fusilado en Chinchilla el 13-3-1838), que había salido de Terriente (Teruel), llega a Albarracín. Parte de éste pueblo el 27, y por Alobras (Teruel) se dirige a Cañete (Cuenca).

1840 MARZO, 28.- Este batallón de "Tallada" (hijo) indicado anteriormente, llega a Cañete el día 28, seguramente para dirigirse después a Alpuente (Valencia).

1840 ABRIL, 14.- Fuerzas carlistas entran en Gea de Albarracín (Teruel), realizando exacciones y llevándose a los pudientes del pueblo.
La prensa lamenta esta clase de sucesos, opinando que se podrían haber evitado, si se hubiesen quitado a tiempo a los carlistas los fuertes de Beteta (Cuenca), Castielfabib (Valencia) y Cañete (Cuenca).

1840 ABRIL, 15.- El general O'Donnell (Leopoldo O'Donnel y Jorís) toma a los carlistas el fuerte de Aliaga (Teruel).
Por estas fechas, y por orden del cabecilla carlista Manuel Salvador Palacios, son quemadas varias masías de las inmediaciones de Alpuente. Ya estaban proyectadas, por parte del ejército gubernamental, las operaciones de ocupación de este punto (Alpuente) y El Collado.

1840 MAYO, 2.- Tras prácticamente una semana de lucha y asedio, en esta fecha es tomada la plaza (incluido el castillo) de Alpuente, por las tropas isabelinas que manda el general Francisco Javier de Azpiroz y Jalón (posteriormente titulado como "Conde de Alpuente"). No así el vecino fuerte de El Collado, que lo sería en agosto de este año.
Por lo que respecta a la zona, ya sólo quedan en poder de los carlistas los fuertes del citado Collado (Valencia), el de Castielfabib (Valencia) y el de Cañete (Cuenca).

1840 MAYO, primeros.- El jefe carlista Manuel Salvador Palacios, que se había replegado de Alpuente tras su asedio, se dirige desde Castielfabib con 2.000 hombres a Arcos de las Salinas (Teruel), con el propósito de retirarse vía Sierra de Javalambre, hacia el Maestrazgo.
Por estas fechas los carlistas desartillan el fuerte de Beteta (Cuenca), llevando el material al de Cañete (Cuenca). En Beteta quedan sólo 100 hombres (escasa defensa).

1840 MAYO, 11.- Los carlistas abandonan Cantavieja (Teruel). En el Maestrazgo, ya sólo les queda Morella (Castellón), y por aquí, todavía El Collado, Cañete y Castielfabib (además de Beteta).
Según la prensa de esos días "No queda otro mal por acá que las facciones de Beteta, Cañete y Castielfabib, que hacen atrocidades más bárbaramente que nunca".

1840 MAYO, 13.- La facción de la Sierra de Albarracín es la que opera ahora por la zona, apoyada en el fuerte de Castielfabib, donde se ha constituido una "Junta Carlista".

1840 MAYO, 30.- El general isabelino Baldomero Espartero rinde a Morella. Ya está desmantelado de carlistas el Maestrazgo.

1840 JUNIO, 2.- Ramón Cabrera y Griñó (el "Tigre del Maestrazgo"), tras la pérdida de Morella, cruza el Ebro, viendo perdida ya esta guerra.
Pero aquí todavía no se ha terminado el conflicto, aunque hay una importante retirada de fuerzas absolutistas del Alto Turia y Serranía de Cuenca hacia Francia.
Varias facciones, derrotadas del Maestrazgo, pero que no están dispuestas a dejar la lucha, van confluyendo en esta zona, a los puntos defendidos por los fuertes carlistas aún vivos de El Collado, Castielfabib, Cañete y Beteta.

1840 JUNIO, 3.- Mientras se celebra en Teruel la toma de Morella (que tuvo lugar el 30 de mayo), se presentan fuerzas carlistas en Villastar (Teruel), de donde se llevan ganado y actúan cruelmente con la población, haciendo algún muerto y varios heridos. Tropas de la guarnición de Teruel salen tras ellos y son perseguidos hasta Villel (Teruel).

1840 JUNIO, 8.- Según noticias de la prensa, en esta fecha "Todas las fuerzas facciosas están sobre Cañete, Castielfabib y Beteta. Los pueblos de la Serranía de Cuenca y de Albarracín, y los del Señorío de Molina, padecen ahora todo el peso de la guerra...".

1840 JUNIO, 9.- El jefe carlista Domingo Forcadell y Michavila, al frente de 2.000 infantes y otros 2.000 de caballería, se presentan de nuevo en Cañete (Cuenca). El grueso del ejército liberal se traslada a la zona para frenar el avance de las fuerzas carlistas. Al frente de esas tropas liberales, "la flor y nata" del ejército, como son los generales Manuel Gutiérrez de la Concha, Baldomero Espartero Fernández y Leopoldo O'Donnell y Jorís.

1840 JUNIO, 10.- En las inmediaciones de Castielfabib tiene lugar una conferencia de jefes carlistas, con la presencia segura de "Palacios" (Manuel Salvador Palacios), "Morret" (Heliodoro Gil, gobernador de Cañete), y otros (no determinados). En ella se decide "no resistirse en los fuertes de Castielfabib ni Cañete y abandonar ambos puntos", dejando una insignificante guarnición en ellos, para marchar posteriormente vía Sierra de Albarracín hacia los pinares de Soria, con el apoyo de su jefe "Balmaseda" (Juan Manuel Martín de Balmaseda), y la intención de llegar a las provincias Vascongadas.

1840 JUNIO, 11.- El cabecilla carlista "La Cova" (Vicente Barreda y Boix, de Benassal, Castellón), que no había podido unirse a "Cabrera" en su retirada a Cataluña, con dos o tres batallones pequeños procedentes de las fuerzas de "Forcadell", se repliegan hacia el Rincón de Ademuz para unirse con las de "Palacios", que mandaba la "División del Turia". Consigue llegar a este punto el día 11, pero su fuerza acabó dispersándose y él termina emigrando a Francia.

1840 JUNIO, 16.- Ya ocupado Ademuz por el ejército gubernamental, el general Francisco Javier Azpiroz, con una buena parte de su división, avanza desde Ademuz (Valencia) hacia Tragacete, para interponerse entre los fuertes carlistas de Beteta y Cañete (estos tres últimos puntos de la provincia de Cuenca).
El mismo día 16, tras la persecución de una partida carlista por fuerzas de "Azpiroz", la guarnición de Castielfabib (Valencia) incendia y abandona su fuerte.

1840 JUNIO, 17.- Tropas del general "Azpiroz", que el día anterior, partiendo de Ademuz, habían ocupado el fuerte de Castielfabib (16 de junio), siguen el 17 hacia Salvacañete. La guarnición carlista de Cañete, ante su aproximación, abandona la plaza, quedando también dicho fuerte (Cañete) en poder de los gubernamentales este mismo día 17.

1840 JUNIO 18.- Las guarniciones que habían abandonado los fuertes de Castielfabib y Cañete, se retiran hacia Beteta (fuerte carlista que todavía no había sido rendido), pero en el pueblo de Guadalaviar (Sierra de Albarracín, Teruel), estos grupos son alcanzados, derrotados y dispersados. Según noticias de la época, sorprendieron a los carlistas oyendo misa en ese pueblo, por ser el día del Corpus. (No lo pongo en duda, pero me sorprende que, seguidos de cerca, e intentado "salvar el pellejo", estuvieran para misas).

1840 JUNIO, 21.- El fuerte carlista de Beteta era "el último que quedaba en Castilla la Nueva levantando la bandera de Carlos V". Tropas del general Azpiroz, que ya habían rendido los de Castielfabib y Cañete, se presentan ante el mismo el 20 de junio. Tras una dura defensa (teniendo en cuenta las escasas fuerzas y material con que contaba la plaza), al día siguiente (21 de junio) se rinde dicho fuerte.
"La bandera carlista era arriada, al entregarse prisionera de guerra la guarnición con el coronel Rodríguez...".
Tras ser desmantelados estos puntos (Castielfabib, Cañete y Beteta), y pacificado el Maestrazgo (donde ya no les queda nada a los carlistas), sólo falta acabar con El Collado de Alpuente (o "Castilllo del Poyo"), a cuyo punto ya se dirige el general "Azpiroz" de nuevo.

1840 JUNIO, 25.- Algunos cabecillas de las facciones carlistas, como "Pimentero de Utiel", "Crisanto", "Potaje" y "Garcerán", con sus partidas ya reducidas a pocas decenas de individuos, hacen pequeñas escaramuzas por la zona (Utiel, Talayuelas, Moya, etc...), realizando exacciones para su supervivencia y resistencia, viendo ya perdida su causa y desconectados de lo poco que quedaba del ejército carlista. Algunos se dispersan y vagan por la sierra, otros, como es el caso de la facción de "Potaje", son presos en número de veinte en Iniesta, e inmediatamente fusilados.

1840 JULIO, 6.- El "Tigre del Maestrazgo", Ramón Cabrera y Griñó, con divisiones carlistas valencianas y aragonesas, cruza la frontera para su exilio francés. Pero en este sector, la guerra todavía no había finalizado. Queda resistiendo el fuerte de El Collado de Alpuente. "Como un lunar en toda España, ostenta aún la bandera del carlismo".

1840 AGOSTO, 6.- El general Francisco Javier de Azpiroz y Jalón (que posteriormente sería nombrado "Conde de Alpuente"), termina con la resistencia del fuerte de El Collado (o "Castillo del Poyo").
Ahora ya sí que queda finiquitada esta I Guerra Carlista (casi un año después de la firma del "Convenio de Vergara", que había tenido como objeto el fin de la misma).
En días posteriores son pasados por las armas la mayoría de los hombres de esta guarnición resistente (se habla de unos 142). Según noticias de la prensa sólo "se libran los quintos que estaban menos de un año en la facción".

1840 AGOSTO, entre el 12 y el 14.- Son fusilados 142 individuos de los presos hechos en El Collado, desde jefes y oficiales hasta simples soldados rasos. Estas ejecuciones tienen lugar en varias plazas, como fueron: Chelva, Titaguas, Arcos de las Salinas, Alpuente, y el mismo Collado.
Copiando de las noticias de prensa de esas fechas, paso a nombrar a algunos de estos individuos ejecutados (y el lugar de su ejecución), y que eran naturales de esta zona:

Joaquín Soriano, de Camarena de la Sierra (fusilado en Titaguas); José Garzón, de El Cuervo (en Arcos de las Salinas); Juan Sáez, de Landete (en El Collado); Fulgencio Alvaro, de Ademuz (en Titaguas); Pedro Monleón, de Vallanca (en Titaguas); Santiago Lacalle, de Puebla de San Miguel (en Titaguas); Antonio Pérez, de Villel (en Titaguas); Marcos Monleón, de Villel (en Titaguas).


SEGUNDA GUERRA CARLISTA (1846-1849)



1847

1847 MARZO, 20.- Ante la incursión de pequeñas partidas carlistas, que procedentes de Cataluña pretendían reanimar otra vez el alzamiento carlista en este sector, el Gobierno da orden de reforzar los puestos de la Guardia Civil de, entre otros, Mira, Tragacete y Cañete (todos ellos de la provincia de Cuenca). El cuerpo de la Guardia Civil se había fundado en 1844, y va a tener un muy importante protagonismo en estos conflictos bélicos.

1847 JUNIO, finales.- Son capturados en Sinarcas los "malhechores" (posiblemente bajo bandera carlista) Mariano Salón y Joaquín Salón ("Morcillo"), éstos dos hermanos, junto al hijo de este último, Leocadio Salón, y José Villena ("Ministril"). Son conducidos a Chelva para ponerlos a disposición de la autoridad competente. Parece ser, que intentaron fugarse en el camino, por lo que se hace fuego sobre ellos, "quedando muertos los cuatro en el campo".

1848

1848 JUNIO, 23.- Ramón Cabrera y Griñó ("Tigre del Maestrazgo" en la anterior guerra), procedente de Lyon (Francia), traspasa la frontera española y se pone al frente de las partidas carlistas de Cataluña, Aragón y Valencia. Sin embargo, no llegó a entrar en el Maestrazgo, que había sido su bastión en la I Guerra.

1848 AGOSTO, finales.- Entra en Chelva (Valencia) una partida carlista "ocupando brevemente el pueblo y provocando la alarma de las autoridades".
Aparece en Aliaguilla (Cuenca) la facción de Timoteo Andrés ("Pimentero de Utiel"), que merodea por el Marquesado de Moya y Utiel-Requena. Desde Aliaguilla, por Mira se dirige a Narboneta y después a Henarejos y a La Huérguina. El objetivo de la facción era, probablemente llegar a Cañete. Pero perseguida ésta por el jefe político de la provincia de Cuenca, José Fariñas, desde La Huérguina de dirige a Salinas del Manzano, y por Salvacañete, se retira hacia la Sierra de Albarracín (esto ya a primeros de septiembre).

1848 SEPTIEMBRE, 10.- La partida de "Pimentero" (con sólo unos 30 hombres), que se había retirado hacia la Sierra de Albarracín a primeros, otra vez en Aliaguilla. Se dirige por Garaballa a Cañete, sin ningún resultado, a la vista de las noticias.

1848 SEPTIEMBRE, 21.- El comandante gubernamental Izquierdo, en el término de Chelva, bate a tres gavillas "montemolinistas" (carlistas), causándoles en el encuentro 4 muertos. Estas partidas son las mandadas por "Pimentero de Utiel" (Timoteo Andrés), "Dulzainero de Liria" (Esteban Arastey, también denominado "Esteve", natural de Lliria), y “Santés” (José Santés y Murgui, también de Lliria). "Esteban Arastey, confiado en las confidencias de Pimentero, a cuyo cargo estaba, decidió pernoctar en las masías de La Torre (término de Utiel). Pero su gente fue sorprendida por el comandante Izquierdo en los mismos alojamientos, perdiendo 14 caballos y varios hombres, que resultaron muertos".

1848 SEPTIEMBRE, 24.- La facción de "Pimentero", compuesta sólo por 22 hombres "mal armados", y procedente de Utiel y Cañete, anda recorriendo la sierra de Arcos, Riodeva y Albarracín (todos estos puntos, de la provincia de Teruel) para reclutar gente a su causa. Pero por lo visto "de los pueblos no se va nadie con ellos, y sólo algún perdido o procesado se ha metido en la broma hasta el día...".

1848 OCTUBRE, 20.- En la noche del 20 de octubre, la facción de "Pimentero" es atacada en la aldea de la Torre de Utiel por una compañía gubernamental de las que custodiaban el presidio de Villargordo del Cabriel. Tras media hora de fuego dispersan a la facción, causándoles tres muertos, un herido y un prisionero, "además de cogerles doce caballos y muchas armas".

1848 OCTUBRE, 21.- La facción de "Gamundi" (Isidro Pascual Gamundi, de Maella, Zaragoza), junto a la de "Montañés" (Pablo Montañés y Berdal, de Mazaléon, Teruel), y tras media hora de fuego, son batidas en las inmediaciones de Molina de Aragón (Guadalajara) por una columna del coronel Bernardo O'Felan, y perseguidas las fuerzas carlistas, pasan a la Sierra de Albarracín (Teruel), y por Frías, toman la dirección de Ademuz (Valencia), pero se ven obligadas a retirarse otra vez a la provincia de Guadalajara. Llegan a Orihuela del Tremedal (Teruel) "con una partida muy estropeada y en estado lamentable".

1848 OCTUBRE, 24.- Llega a Requena una columna mandada por el brigadier José Joaquín Llorens y Bayer (que en la I Guerra había sido alcalde de Villareal, y destacado jefe del carlismo; ahora perteneciente al ejército gubernamental), con el fin de terminar con las partidas carlistas que por esta zona iban llegando, tras la persecución que se les hacía por el Maestrazgo.

1848 OCTUBRE, 25.- La columna gubernamental de "Llorens" se dirige desde Requena a Sinarcas, donde por lo visto, deberían reunirse las partidas carlistas del "Dulzainero de Liria" (Esteban Arastey) y "Pimentero de Utiel" (Timoteo Andrés). No se conoce el resultado de esta operación, pero sí que las partidas se van dispersando y se van presentando a indulto algunos de sus cabecillas, como lo fue Arastey a los pocos días. José Santés y Murgui lo hizo el día 27 en Andilla, con 16 hombres de sus partidas.

1849

1849 MARZO, 8.- El cabecilla carlista "Pimentero de Utiel", el último que resistía y merodeaba continuamente este sector, es ejecutado este día, tras haber sido detenido en Burgos, al bajar de la diligencia cuando se intentaba dirigir a Francia.

1849 ABRIL, 4.- El 4 de abril de 1849, fue detenido el Pretendiente Carlos Luis Fernando de Borbón y Braganza ("Conde de Montemolín", titulado por el carlismo como su rey "Carlos VI"), al intentar entrar en España por la frontera francesa; después marchó a Londres.

1849 ABRIL, 26.- El 26 de ese mismo mes (otras fuentes afirman que el 23, o el 25...), también cruza la frontera, para su exilio en Marsella (Francia), Ramón Cabrera Griñó (el "Tigre del Maestrazgo" en la guerra anterior) que, por lo visto, partió con tan poco convencimiento en la victoria con el que había llegado en junio de 1848.

1849 MAYO, mediados.- Se da por finalizada la II Guerra Carlista, también denominada "Campaña Montemolinista" o "Guerra de los Matiners".


TERCERA GUERRA CARLISTA (1872-1876)


Casi tres años antes de inaugurarse la III Guerra Carlista ya existieron levantamientos y partidas, tanto carlistas como republicanas. Concretamente, en Torrebaja según la prensa de la época, aparece una partida a mediados de agosto de 1869, seguramente carlista.

1872

1872 MAYO, mediados.- Se presenta cerca de Tragacete (Cuenca) una partida de 25 hombres al mando de un tal "Alfonso". Se dispone una batida contra ellos por fuerzas gubernamentales de Cañete y "cazadores de Béjar".

1872 JUNIO, finales.- Voluntarios de Utiel capturan al cabecilla "Benavente" (también denominado "Miravel"), que trataba de levantar a algunos carlistas en la masía de Medina (Utiel).

1872 OCTUBRE, 5.- Una partida mandada por Francisco Contel Aparicio (el "Tuerto del Villar"), es perseguida desde Chelva y rechazada en Camporrobles. En esta primera refriega, muere el "Tuerto", y marcha la partida en dirección a Sinarcas y la Torre de Utiel. En el "Mojón" (o "Mojonera") de Sinarcas tropiezan con un destacamento de la Guardia Civil. "Los facciosos se dispersaron, pero un pequeño grupo fue alcanzado por guardias de caballería". Fueron "acuchillados y muertos" el cabecilla José Sanchez Tortes y el clérigo Orero (Manuel Orero, cura de Alcublas).

1872 DICIEMBRE, 4.- Aparece una partida republicana de unos 50 hombres en Torrebaja "límite del distrito de Aragón y Valencia".

En estos momentos, militarmente, el gobierno tenía abiertos dos frentes, intentando sofocar las insurrecciones tanto "carlistas" como "republicanas". La República llegaría a España en febrero de 1873.

1873

1873 AGOSTO, 27.- Ya vigente la I República, el jefe carlista "Cucala" (Pascual Cucala Mir, de Alcalá de Xivert, Castellón), con una partida de 300 hombres, entra en Utiel. Este mismo día se reciben en Requena armas y municiones, preparándose para impedirles la probable entrada en esta ciudad.

1873 AGOSTO, 31.- La facción de José Santés y Murgui **  *** entra en Chelva con fuerza de unos 900 hombres.
     
     ** José Santés y Murgui nació en Lliria (Valencia) en 1817. Personaje singular por su participación en las tres Guerras Carlistas. Con sólo 10 años y con dispensa, fue admitido en el cuerpo de “voluntarios realistas” de esa localidad, del que su padre y un tío suyo fueron oficiales. A principios de 1833, con 16 años ya sufrió tres meses de calabozo en las Torres de Quart (Valencia) por estar complicado en alguna conspiración carlista, meses antes de la muerte del rey Fernando VII. Tras el estallido de la I Guerra Carlista en octubre de ese año, fue a Morella (Castellón) para incorporarse a las fuerzas del “barón de Hervés”. Éstas se retiran de Morella en diciembre por el avance del ejército gubernamental y son derrotadas en la “acción de Calanda” (diciembre 1833), tras lo cual se dispersan y empiezan a actuar en pequeñas partidas. Ya en 1837, con 20 años, era capitán del segundo batallón de “Tiradores del Cid”. En enero de 1838 estuvo a las órdenes de Antonio Tallada y Romeu en la expedición que se hizo a Andalucía, durante la cual fue apresado, estando prisionero en el Castillo de San Sebastián (Cádiz) durante 18 meses. Al terminar la I Guerra, en 1840, tras intentar retirarse a Francia, vuelve a ser detenido, volviendo a su pueblo natal de Lliria, donde fue encarcelado por más de cuatro años. Tras este encarcelamiento marchó a Francia, a reunirse con su padre y su hermano que allí permanecían. Durante la II Guerra, en 1848, regresó a España a las órdenes de “Cabrera” en Cataluña. Cruzó el Ebro con el general “Forcadell” (Domingo Forcadell y Michavila), quien le destinó al “Distrito del Turia”. El 29 de septiembre de 1848 se apodera de Segorbe; batió al enemigo en Losa del Obispo (Valencia) y en Campalbo (Cuenca). A partir de aquí, hay dos versiones contradictorias: Según Antonio Caridad Salvador en “La Revuelta de los Matiners en Valencia y Sur de Aragón”, se presentó a indulto en Andilla (Valencia) el 27 de octubre de 1848 con 16 hombres de su partida; otra versión es que “Santés” se incorporó de nuevo al ejército Carlista de Cataluña a las órdenes de Cabrera. Quizás pudieran ocurrir las dos cosas, que se presentara a indulto y posteriormente pasara al ejército de Cabrera (lo ignoro). En todo caso, al terminar esta II Guerra (o “Campaña Montemolinista”), se refugió en Francia, y allí permaneció durante 24 años, fiel a sus ideas “legitimistas”, residiendo en Lyon. Hay noticias que en 1848, el padre de Santés comandante de infantería en la I Guerra, y con más de 80 años, residía en su pueblo de Lliria, “querido y respetado por los hombres de todos los partidos”. Durante la III Guerra Carlista, en abril de 1873, volvió del exilio y se incorporó en Cataluña a las órdenes de “Savalls” (Francisco Savalls y Massot). Este mismo año, ya es segundo comandante de la provincia de Valencia, estableciendo su cuartel general en Chelva. El 16 de octubre de 1873, con otras fuerzas, se apoderó de Cuenca y el 11 de noviembre fue ascendido a brigadier (general de brigada). El 10 de enero de 1874 ocupó Albacete. Entre el 9 y 10 de marzo de 1874, las fuerzas carlistas unidas de “Palacios”, “Santés” y “Cucala”, son derrotadas por las tropas gubernamentales de Emilio Calleja Isasi en la “Acción de Minglanilla”. Tras esta derrota por los carlistas, surgieron fuertes desavenencias entre “Santés” y “Cucala”, que llevaron poco más tarde a la destitución de “Santés”, acusado de varias cosas, entre ellas, trato con los enemigos para pasarse a ellos, destrucción de vías férreas y malversación de fondos. Quizás no fueran ninguno de éstos los motivos que llevaron a su destitución. La razón principal fue, muy probablemente, que tras las diferencias mantenidas con su compañero “Cucala”, predilecto de su superior el general Manuel Salvador Palacios, este último se quitó de en medio a nuestro personaje José Santés. También hay dos versiones sobre su desaparición en el mapa de guerra: la primera es que fue sometido a consejo de guerra y fusilado por los suyos; la segunda es que finalizada la III Guerra, o algo antes, emigró otra vez a Francia, donde se dedicó a la venta ambulante, muriendo en la miseria (esta es la versión más fiable y más extendida, según los documentos consultados). José Santés y Murgui fue muy querido por la familia real carlista, y era calificado de “disciplinado, humano y honesto”.

     *** Jefe carlista muy importante en nuestra zona. Paso a hacer referencia de sus actuaciones en la misma: En verano-otoño de 1848, durante la II Guerra Carlista, una partida de José Santés y Murgui, junto con otros de “Arnau” (José Domingo Arnau), “Llorach” (Vicente Llorach y Boix), “Gamundi” (Isidro Pascual Gamundi), “Pimentero de Utiel” (Timoteo Andrés) y “Dulzainero de Liria” (Esteban Arastey), ya se encuentran por la zona (Los Serranos, Marquesado de Moya, Utiel-Requena...). “Santés” ya es jefe de la “División del Turia”. El 21 de septiembre de 1848 son batidas las “gavillas” de “Santés”, “Pimentero de Utiel” y “Dulzainero de Liria” en Calles, distrito de Chelva, causándoles cuatro muertos. Ya durante la III Guerra, el 26 de agosto de 1873, “Santés”, con una insignificante partida, sale de Casinos y pasa por Villar del Arzobispo, Chulilla y Losa del Obispo. En estos pueblos la va incrementando, hasta llegar a Chelva el 31 de agosto, ya con unos 900 hombres. El 1 de septiembre de 1873, procedente de Chelva, “Santés” se presenta en Utiel, con tres compañías de “guías” y dos batallones (sobre 1.000 hombres), y es ocupado. Allí se le uniría una facción de Pascual Cucala Mir, aumentando considerablemente sus fuerzas, llevándose mozos de la reserva y voluntarios. Tras salir de Utiel (día 4 ó 5 de septiembre), parte de las fuerzas de “Santés”, por Camporrobles, Fuenterrobles y Mira, se dirigen hacia el Rincón de Ademuz, y entrando en éste por Vallanca, se sitúan en Ademuz el día 7 de septiembre. Esta fuerza, de unos 500 hombres, la manda un tal “Vidal”. Este mismo día 7, la columna de “Santés”, con unos 2.000 hombres, llega a Moya, y al siguiente día 8 (festividad de la Virgen), oyen misa de campamento frente a Santo Domingo de Moya; después parten a Ademuz a unirse a las fuerzas de “Vidal” que allí estaba. En Ademuz permanecerían los de “Santés”, por lo menos, hasta mediados de septiembre. El 11 de este mismo mes, se celebra en la iglesia de Ademuz una misa de aniversario por la muerte de la madre de “Santés”, que por lo visto, había fallecido en esa villa en 1840. En estos momentos Chelva era considerada, junto al Rincón de Ademuz, cuartel general de “Santés”. A mediados de septiembre, ya cuenta con una columna de 2.600 a 4.500 hombres (según distintas fuentes consultadas), y se encuentra en Ademuz, reclutando, instruyendo y uniformando a sus tropas. El 3 de octubre de 1873, una partida de “Santés” en Aliaguilla, donde, no consiguiendo cobrar contribución, se llevó de rehenes al alcalde, un concejal y un contribuyente, saliendo para Chelva. El 16 de octubre de 1873, las fuerzas de “Santés” se apoderan de la ciudad de Cuenca, efímera ocupación que, sin embargo fue muy fructífera para el bando carlista. El 17 por la tarde se retira de esta ciudad, dirigiéndose a Chelva. El 23 de octubre, fuerzas de “Santés” que permanecían en Utiel, intentan atacar Requena, otra vez sin éxito, por lo que vuelven a su cuartel general de Chelva. El 13 de diciembre de 1873, el general gubernamental Romualdo Palacio González entra en Chelva, de donde ya han salido los jefes carlistas que allí permanecían: Pascual Cucala Mir, Francisco Vallés Roselló y el propio “Santés” (este último hacia La Yesa). Entrado 1874, a primeros de enero, “Santés” se encontraba en Ademuz, desde donde parten expediciones a La Mancha. Concretamente parte de ésta (Ademuz) la expedición que, vía Utiel, Villargordo del Cabriel y Villanueva de la Jara, rindió la ciudad de Albacete el 10 de enero de 1874. Tras esta acción, “Santés” vuelve a Chelva, donde es recibido en “honor de multitudes” el 15 de enero. A primeros de febrero de 1874, “Santés” se traslada con los suyos desde Chelva a Puebla de San Miguel (Rincón de Ademuz), por estar más seguro en aquella sierra de difícil acceso, de los ataques del ejército republicano, y por lo visto, con el punto de mira en Cañete, donde pretendía establecer su centro de operaciones. Merodea la zona comprendida entre este pueblo (Cañete) y Santa Cruz de Moya, y “visita”, entre otros, Utiel, Fuenterrobles, Camporrobles, Landete, Mira, Tragacete, Salvacañete, Moya y pueblos del Rincón de Ademuz. Durante esta “pequeña expedición”, logran recaudar un importante botín, y según la prensa “dejando a los pueblos atemorizados y exhaustos”. Tras esta expedición, ya el 7 de marzo, “Santés” se presenta en Utiel con unos 5.000 hombres, pero no llegan a bloquear Requena. Después de la “Acción de Minglanilla” (9-3-1874), en que fueron derrotadas las fuerzas carlistas, “Santés” otra vez en su cuartel general de Chelva el día 13 de ese mes. Poco después sería destituido y a partir de abril desaparece de este mapa de guerra.

1873 SEPTIEMBRE, 1.- Procedente de Chelva, el general carlista "Santés", con tres compañías de "Guías" y dos batallones (entre 900 y 1.000 hombres), se apodera de Utiel. Según testimonio del jefe carlista Pascual Cucala Mir: "sin tirar un tiro, desarmó a los de Fuenterrobles, Camporrobles, Landete y Ademuz".

1873 SEPTIEMBRE, 3.- Fuerzas de José Santés, reforzadas y aumentadas hasta casi 2.000 hombres, se dirigen hacia Caudete de las Fuentes, Villargordo del Cabriel y otros pueblos, de donde recaudan fondos y se llevan "buenos caballos" (por lo visto, facilitados por sus correligionarios de esa zona).

1873 SEPTIEMBRE, 7.- Tras ocupar la zona de Utiel en los días anteriores, parte de las fuerzas del general carlista José Santés y Murgui, marchan por Camporrobles, Fuenterrobles y Mira, adentrándose en el Rincón de Ademuz por Vallanca. El día 7 de septiembre ya se encontraban en Ademuz unos 500 hombres que mandaba un tal "Vidal". En este mismo día 7, llega a Moya una columna carlista mandada por "Santés" compuesta de 2.000 hombres.

1873 SEPTIEMBRE, 8.- Este día, festividad de la Virgen de Tejeda, la columna carlista que manda José Santés oye misa de campamento frente a Santo Domingo de Moya. Después se dirige a Ademuz (son unos 2.000 hombres). A este punto de Ademuz van convergiendo además otras partidas y grupos carlistas procedentes de la zona de Chelva.
Ademuz, junto con Chelva, sería considerado en aquellos momentos, según noticias de la prensa,  el cuartel general de Santés. Esta comarca quedaría totalmente dominada, por lo menos, hasta mediados de este mes.

1873 SEPTIEMBRE, 11.- Los carlistas de "Santés", en Ademuz "se ocupan de confeccionar boinas y blusas para su gente". Reclutan hombres a los que se da adiestramiento militar y organizan una "charanga numerosa".
Según noticias de la prensa, este mismo día 11, celebran una misa de aniversario en la iglesia de Ademuz, por la muerte de la madre de José Santés, que había fallecido en esta villa en 1840 (No he encontrado otra información que pueda confirmar que la madre de Santés muriera en Ademuz, salvo la noticia que aparece en "La Igualdad" del 19 de septiembre y que extrae de "Las Provincias" de Valencia).

1873 SEPTIEMBRE, 15.- "Santés" se encontraba "en el río Ademuz" (Turia, Guadalaviar o Blanco), camino de Teruel.
Ya el día anterior hay noticias de haber llegado a Villel (Teruel) una partida carlista de 1.200 hombres.
En estas fechas (mediados de septiembre), se cifran las fuerzas carlistas en el Rincón de Ademuz, y según las distintas fuentes, en 2.000, 2.600 o 4.600 hombres (lo más probable es que fueran unos 2.600, pero es imposible conocer la cifra, pues varía mucho, dependiendo de las fuentes consultadas).

1873 OCTUBRE, 3.- Una partida de "Santés" en el pueblo de Aliaguilla (Cuenca) donde, por no haber podido cobrar contribución, se llevó en rehenes al alcalde, un concejal y un contribuyente. Después parte a Chelva (Valencia).

1873 OCTUBRE, 7.- Procedentes de Chelva, entran en Utiel fuerzas del general carlista "Santés" en número de 1.500. Allí se les unen algunos vecinos y "mayor número de vendimiadores".

1873 OCTUBRE, 9.- La facción mencionada, por lo visto, no se atreve a atacar a Requena, y sale de Utiel este día 9, hacia Caudete de las Fuentes, y por Fuenterrobles y Camporrobles, hacia el Rincón de Ademuz.

1873 OCTUBRE, mediados.- Chelva convertida en cuartel general carlista, "donde están pacíficamente establecidos" y "sin que nadie les moleste". Tienen talleres de lanzas y reparación de armamento, fabrican pólvora y "balas en gran cantidad". También cuentan con "un hospital de 60 camas".

1873 OCTUBRE, 16.- Tropas carlistas de José Santés y Murgui se apoderan de la ciudad de Cuenca. Efímera ocupación que les reportó un importante botín de guerra, además del prestigio para su causa por haber tomado por primera vez una capital de provincia.
Ante la inminente llegada de fuerzas gubernamentales provenientes de Madrid en su persecución, al siguiente día 17, se retiran hacia Utiel y Chelva. En Utiel queda un importante contingente de estas tropas.

1873 OCTUBRE, 22.- Una buena parte de la facción de "Santés", que había ocupado Cuenca el día 16, se había establecido en Utiel. Reforzadas estas tropas con voluntarios carlistas de esa población que se les habían unido, intentan atacar a Requena el día 22, como en otras ocasiones lo habían intentado, pero igualmente, sin éxito.
Al siguiente día 23, parten de Utiel y se retiran a Chelva, cuartel general de "Santés" (se hablaba de unos 3.000 infantes y 120 caballos).

1873 NOVIEMBRE, 2.- Se presentan en Veguillas de la Sierra (Teruel) 20 carlistas procedentes de una partida que se hallaba en El Cuervo (Teruel), compuesta por unas 1.500 plazas, y que según opina la prensa, estaba mandada por "Marco de Bello" (Manuel Marco y Rodrigo, de Bello, Teruel). Desde allí, se dirigen todos a Ademuz (Valencia).

1873 NOVIEMBRE, 14.- El general carlista "Santés" se encuentra asentado en Chelva con todas sus fuerzas, que se estiman en unos 4.000 hombres y 200 caballos.

1873 NOVIEMBRE, 15.- Parte José Santés y Murgui con 2.000 o 3.000 hombres de Chelva, dirigiéndose por Sinarcas a La Mancha. Queda en Chelva una guarnición de 800, y otra parte de sus fuerzas quedan escalonadas en los pueblos y caseríos en dos sentidos: hacia Utiel por un lado, y por otro hacia Abejuela (Teruel).

1873 DICIEMBRE, 4.- Las fuerzas de "Santés" han regresado a Chelva, tras una fructífera incursión por La Mancha. Van llegando a este pueblo importantes recursos, principalmente de trigo, tabaco y armas de guerra, de los cuales se hacen acopio en esta plaza.
Se estima en unos 5.000 el contingente de fuerzas carlistas que estaba instalado en estos momentos en Chelva.

1873 DICIEMBRE, 8.- Desde Cheste, y perseguidas por el general gubernamental Romualdo Palacio González, llegan a Siete Aguas fuerzas carlistas que manda el brigadier  carlista Pascual Cucala Mir. Allí pernoctan, y al siguiente día 9 toman dirección a Utiel a donde llegan, no sin antes tener un enfrentamiento con los republicanos de Requena. Cobran contribución y pernoctan (9 diciembre), para después dirigirse hacia Ademuz.

1873 DICIEMBRE, 10.- "Cucala" en Aliaguilla, donde descansa hasta el 11.

1873 DICIEMBRE, 12.- Desde Aliaguilla, "Cucala" sigue la marcha hacia Ademuz, donde se encuentra con el batallón carlista de "Altar y Trono" (cuerpo de guías que se había creado como guardia personal del infante D. Alfonso). El día 13 todavía permanece en Ademuz.

1873 DICIEMBRE, 13.- Tropas gubernamentales mandadas por el capitán general de Valencia, Romualdo Palacio González, entran en Chelva y, a la vista de las noticias de prensa, sin resistencia. Hasta el día 11 habían permanecido en dicha plaza los cabecillas carlistas "Santés" y "Vallés" (Francisco Vallés Roselló, de Tortosa, Tarragona), con unos 10 ó 12.000 hombres. Dice la prensa que, junto a "Santés" y "Vallés", también estaba "Cucala" (cosa que pongo en duda, haciendo caso a su propio "diario", a no ser que fuera una pequeña parte de su facción la que en Chelva permanecía)
Ante la inminente llegada de la columna republicana, salieron las fuerzas de "Santés" hacia La Yesa, teniendo un enfrentamiento con la brigada del general Luis Fernández Golfín. Las de "Vallés" partieron hacia Segorbe, y las de "Cucala", hacia Albacete (esto último no es muy probable, a no ser que se refiera a una parte de sus fuerzas, pues Pascual Cucala estaba ya el día 8 en Siete Aguas, el 11 en Aliaguilla, el 13 en Ademuz y, con dirección a Teruel, el 15 ya estaba en Villel; así parece, si hacemos caso al "diario" del propio Cucala).

1873 DICIEMBRE, 15.- Procedentes de Ademuz, las tropas de Pascual Cucala Mir, llegan a Villel (Teruel), donde pernoctan.

1873 DICIEMBRE, 29.- La facción de "Santés" en Utiel, punto donde se le une, procedente de Chelva, el general Manuel Salvador Palacios (entonces jefe del Ejército Carlista del Centro) con las partidas de "Mir" (Pascual Cucala Mir), "Sierra Morena" (Ramón Domingo) y otras que mandaba. Entre todos se hacen ascender a 8.000 hombres y 400 caballos.
Se habla de un inminente ataque a Requena por los carlistas, el cual no tiene efecto.
Se retiran a su cuartel general de Chelva, batidos por la columna republicana del general Valeriano Weyler y Nicolau.

1873 DICIEMBRE, finales.- Vuelve a Chelva "Santés" con el fin de organizar sus batallones, pero ya, según informa la prensa, desmoralizados, tras la persecución que les hace el general "Weyler".

1874

1874 ENERO, primeros.- El Rincón de Ademuz ocupado por la facción de José Santés y Murgui. Precisamente de Ademuz parten estas tropas, que llegarían a ocupar Albacete el día 10 de este mes.

1874 ENERO, 8.- "Santés" con unos 4.000 hombres y 400 caballos (y procedente de Ademuz), cruza el río Cabriel y se presenta en Villargordo (Valencia), desde donde posteriormente sale hacia Villanueva de la Jara (Cuenca), para plantarse en la provincia de Albacete.

1874 ENERO, 10.- La facción mencionada, entra en Albacete capital. Esta sólo se defiende 6 horas antes de capitular. Las noticias hablan de pocas bajas por ambos bandos.
Ante la inminente llegada de fuertes columnas del gobierno, procedentes de Madrid en su persecución, desalojan rápidamente la plaza, y por Minglanilla (Cuenca) y Utiel (Valencia), se dirigen hacia Chelva (Valencia),  cuartel general de "Santés".

1874 ENERO, 12.- Visto es que parte de esta facción que se dirigía a Chelva, tras la entrada en Albacete (día 10), quedó en el Rincón, donde "Santés pidió raciones el 12 en los pueblos inmediatos de Ademuz".
Este mismo día, y procedente de Sarrión (Teruel), parte de Camarena de la Sierra (Teruel) una facción que manda José Pascual, con dirección a Torrebaja (Valencia), sin duda con el objeto de confluir con la propia de "Santés" y otra de "Villalaín" (Angel Casimiro Villalaín, de Villatoro, Burgos) que vendría por la Sierra de Albarracín (Teruel) en días posteriores.

1874 ENERO, 15.- El importante contingente de tropas carlistas al mando del general José Santés y Murgui, que partió de Albacete tras la ocupación de la misma (10 enero), llega a Chelva casi indemne, "sin tropiezo ni dificultades" este día 15, con un "convoy de víveres, armas, efectos y metálico".

1874 ENERO, 16.- Otro movimiento de fuerzas carlistas, en este caso, al mando de Angel Casimiro Villalaín, que provenía de la provincia de Guadalajara, viene por la Sierra de Albarracín. Cobra contribución en Valdemeca (Cuenca) el día 14, y pernocta en Javaloyas (Teruel), el día 15. El 16 de enero parte de ésta con dirección a Torrebaja (Valencia).
En cuanto a "Villalaín", las noticias dicen que fue "apresado y custodiado por los suyos", "por su misma partida que se dirige a Torrebaja". La prensa oficial ya daba casi por cierto su fusilamiento por los propios carlistas, pero no fue así; pronto sería rehabilitado, pues hay noticias posteriores de sus actuaciones activas en el ejército carlista. ("Su carácter irascible e indisciplinado hizo que en un par de ocasiones sufriera arrestos y juicios sumarios").

1874 ENERO, mediados.- Permanecen en Ademuz (Valencia), fuerzas más o menos considerables del general carlista José Santés. Facciones de José Pascual (procedentes del Maestrazgo) y Angel Casimiro Villalaín (procedentes de Castilla la Vieja), se dirigen por aquellas fechas a Torrebaja (Valencia), seguramente para confluir, junto a otras, en este Rincón de Ademuz y formar un respetable contingente militar carlista entre Teruel y Cuenca.
Se hablaba en estos momentos de la intención de "Santés" de establecerse en Cañete (Cuenca) y fortificarlo, para convertirlo en un punto tan importante en esta zona como Cantavieja lo era en el Maestrazgo.

1874 ENERO, finales.- El cabecilla José Pascual, merodea los pueblos del partido de Cañete "llevándose algunos mozos y recaudando las contribuciones".
El comandante militar de Chelva, Juan Martínez ("Chulla"), que se había retirado al Rincón de Ademuz por estar más seguro de las visitas que las tropas gubernamentales les hacían, vuelve a Chelva, imponiendo fuertes contribuciones a los pudientes de esta villa.
Dispersa la facción de Manuel Marco y Rodrigo, perseguida por una columna que dirige el coronel Navarro, el día 28 llega en número de 200 a las ventas de Santa Eulalia (Teruel), quemando los periódicos y la correspondencia oficial. "Marco de Bello", con un importante número de hombres, se dirige hacia Ademuz, según telegrama del gobernador de Teruel de 31 de enero, seguramente para reunirse con las fuerzas de "Santés" que por allí estaban.

1874 FEBRERO, primeros.- Los partes oficiales informan que "Santés" continúa con su cuartel general en Chelva, donde se aseguraba que se le iban a reunir las facciones de Pascual Cucala Mir y Francisco Vallés Roselló, como así sucedió (pero eso ya sería un mes más tarde), y a las que también se uniría el general (y jefe del Ejército carlista del Centro) Manuel Salvador y Palacios.
Una parte de la facción de "Santés" se traslada desde Chelva a Puebla de San Miguel, en el Rincón de Ademuz, "punto de difícil acceso", a donde llevan también caballerías, víveres, armamento, y otros enseres. También trasladan a Aras de Alpuente (Aras de los Olmos), buena parte de su material de guerra. Se opina en aquellas fechas que "Santés" quiere establecer un nuevo centro de operaciones en Cañete, punto también estratégico en la sierra de Cuenca.
Sin embargo, Chelva no se había desalojado completamente de carlistas, teniendo los de "Santés" su refugio en ella, y a la que no tardarían mucho en volver.
Merodea "Santés", durante un mes escaso, la zona comprendida entre Cañete y Santa Cruz de Moya. "Visita", entre otras, las poblaciones de Utiel, Fuenterrobles, Camporrobles, Landete, Mira, Tragacete, Salvacañete, Moya y pueblos del Rincón de Ademuz. Esta expedición reporta a los carlistas un importante botín de dinero, ganado y armas, "dejando a los pueblos atemorizados y exhaustos", según la prensa de la época.

1874 FEBRERO, 6.- Llega a Utiel (Valencia) la facción de "Santés" con unos 2.500 hombres. Cobran un trimestre de contribución, 5.000 raciones de pan y 200 de cebada. Salen hacia Fuenterrobles (Valencia).

1874 FEBRERO, 7.- La facción de "Santés" en Fuenterrobles, ahora aumentada a 4.000 infantes y 80 caballos. Aquí pernoctan y parten hacia Camporrobles (Valencia), donde el día 8, sacan raciones y se llevan preso al alcalde.

1874 FEBRERO, 10.- Fuerzas de "Santés", en combinación con otras de Pascual Cucala Mir, estuvieron en Mira (Cuenca), habiendo pasado por Landete (Cuenca) 200 caballos "enfermos e inservibles".

1874 FEBRERO, 11.- La facción "Marco de Bello" en Sarrión (Teruel), al frente de 4.000 hombres, con avanzadas en la Venta del Aire, parece dirigirse hacia el Rincón de Ademuz, con el fin de reunirse con "Santés".

1874 FEBRERO, finales.- Continúa una importante actividad carlista en la zona de Utiel-Requena, Marquesado de Moya y Rincón de Ademuz.
"Santés", tras esta expedición, que resulto tan positiva para su bando, y que duró un mes aproximadamente, vuelve a su cuartel de Chelva, donde está situado a primeros de marzo.

1874 MARZO, 6.- El viernes 6 de marzo se reúnen en Chelva los jefes carlistas José Santés y Murgui, Manuel Salvador y Palacios, Francisco Vallés Roselló, y Pascual Cucala Mir. Asegura la prensa que con una fuerza conjunta de 10.000 hombres, o quizá más, pues se detectaba un "movimiento de concentración de todas las partidas dispersas hacia aquel punto".

1874 MARZO, 7.- Ya el día 7 por la tarde, se presentan las facciones de  "Santés" y "Palacios" en Utiel con unos 5.000 hombres. En Requena se prevé que iban a ser atacados o bloqueados, por lo que se toman precauciones militares y se construyen barricadas, con el fin de prepararse para la resistencia, una vez más. Sin embargo, esta amenaza queda en nada ante la proximidad de la columna gubernamental del brigadier Emilio Calleja Isasi.
La columna de "Calleja", en los días anteriores había estado en Landete, reconociendo sus hombres los pueblos de Ademuz y Moya. El día 6 estaba en Camporrobles. Desde este punto, se dirigiría hacia Minglanilla.

1874 MARZO, 9.- Durante los días 9 y 10 de marzo se produce un importante enfrentamiento entre los términos de Villargordo del Cabriel y Minglanilla, mantenido por las fuerzas del gobierno que manda el brigadier Emilio Calleja Isasi contra las facciones reunidas de "Palacios", "Santés" y "Cucala". Estas son derrotadas y dispersadas el día 10, siendo Pascual Cucala herido en el combate. Esta operación bélica, vendría a denominarse la "Acción de Minglanilla".
Este es el parte telegráfico que con fecha 10 dirige "Calleja" al Gobierno: "He batido hoy a las facciones reunidas de Palacios, Santés y Cucala, en número de 8 a 9.000 hombres, en el puente de Contreras y la dehesa de Santa María de Minglanilla...".

1874 MARZO, 10.- Son vencidas las facciones reunidas en la "Acción de Minglanilla". El brigadier carlista Pascual Cucala Mir, herido de consideración en un brazo, retrocede a Venta del Moro, y después (día 12) a Utiel. Convaleciente, es trasladado a Chelva.

1874 MARZO, 13.- Tras la "Acción de Minglanilla", ya han vuelto a Chelva de nuevo, "Palacios", "Cucala" (convaleciente) y "Santés". Allí se produjeron fuertes desavenencias entre los jefes José Santés y Pascual Cucala. Pocos días después, según la prensa, "han estado a punto de andar a tiros entre sí, porque los segundos (Cucala) achacan su derrota a la cobardía de los primeros (Santés)...". Mientras "Cucala", cuenta con el apoyo y reconocimiento de su superior (el general Manuel Salvador y Palacios), "Santés" empieza a caer en desgracia dentro del ejército carlista, y será destituido, como ya se verá después.
Según noticias de la época, en Utiel "quedaban 91 heridos de las facciones, la mayor parte graves, pues todos los leves habían marchado a Chelva".

1874 MARZO, 22.- Todavía quedaban en la zona de Requena grupos carlistas dispersos del último ataque de Contreras ("Acción de Minglanilla"). A mediados de marzo sostienen un enfrentamiento cerca del "cerro de la Atalaya" con tropas gubernamentales, de donde son dispersados.
El día 22  de marzo todavía entra una "partida del requeté" o "columna volante" carlista en Utiel.

1874 MARZO, finales.- Otra vez "Santés" en el Rincón de Ademuz, que no pudiendo hacer llegar su caballería a este punto por la aproximación de una columna gubernamental del general Valeriano Weyler y Nicolau, decide mandarla a descansar a la parte de Segorbe (Castellón), escoltada por las partidas de "Corredor" (José Corredor) y "Sierra Morena" (Ramón Domingo). El día 1 de abril pasan estas fuerzas por Aras de Alpuente (hoy Aras de los Olmos).

1874 ABRIL, 22.- Penetran en Chelva de 4 a 5.000 carlistas mandados por "Palacios", "Vallés" y otro jefe (desconocido).
     Para estas fechas, José Santés y Murgui, el cabecilla carlista que había dominado la zona desde su cuartel general de Chelva, ya ha dejado de existir en esta contienda. Ha sido destituido y sometido a consejo de guerra, acusado de malversación y latrocinio. Es fácil que esta destitución tuviese más que ver con el enfrentamiento y las diferencias mantenidas con Pascual Cucala Mir, por contar este último con el apoyo de su superior el general Manuel Salvador y Palacios. "Santés", por lo visto, marchó posteriormente a Francia y se dedicó a la venta ambulante.

1874 ABRIL, finales.- La facción de Manuel Marco y Rodrigo ("Marco de Bello"), con 3.600 hombres está en Cañete. También está por los alrededores la de "Valiente"(José Valiente).

1874 MAYO, primeros.- Las partidas carlistas de la zona de Chelva, perseguidas de cerca por el general Valeriano Weyler y Nicolau, se dispersan en dos direcciones: Alpuente y el Rincón de Ademuz.
Podemos ver que el Rincón, en esta guerra, es un constante ir y venir, punto de concentración, reconcentración, permanencia y también de salida para emprender acciones militares por parte de los carlistas.
En estos días, varias facciones reunidas en Villel (Teruel), piden 3.000 raciones en los pueblos también turolenses de Villastar y Campillo.

1874 MAYO, 16.- La facción que manda "Monet" (Manuel Monet  y Martel)***, que había sustituido en el mando de la "División de Valencia" al célebre jefe "Santés", compuesta de 2.000 a 2.500 hombres, después de permanecer cinco días en Cañete, y tras cruzar el río Turia por el Rincón de Ademuz, llega a Chelva el día 16.
Durante este trayecto (de Cañete a Chelva), los de "Monet" habían detenido al cabecilla secundario "Valiente" (José Valiente) en Salinas del Manzano (Cuenca), acusado de latrocinio.
Ya en Chelva otra vez la facción, se dota a una parte de esta fuerza de uniformes nuevos "compuestos de chaquetilla amarilla y pantalón rojo". En días posteriores llega también a este punto la partida de "Roche" (Ramón García Montes, de Montealegre del Castillo, Albacete), aumentando a 3.000 las fuerzas carlistas que hay en Chelva en ese momento.

     *** Manuel Monet y Martel nació en Matanzas (Cuba). Perteneció al cuerpo de la Guardia Civil donde llegó a ser comandante, hasta que en 1872, durante el reinado de Amadeo I, y ya iniciada la III Guerra, se integró en el ejército carlista (como un importante número de jefes y oficiales que así lo hicieron también por aquella época, seguramente por no aceptar a este rey “foráneo”). En 1873 fue comandante general interino de Valencia. En enero de 1874, y siendo comandante general de la División carlista de Valencia José Santés y Murgui, “Monet” es coronel y manda el “Regimiento de Caballería del Cid” (400 baballos), perteneciente a la “Brigada de Chelva” de dicha división. En abril de ese año sustituye en su cargo al citado “Santés” como comandante general de la “División de Valencia”. En julio también figura como jefe de la “5ª Brigada de Chelva” de esa división. En febrero de 1875 es sustituido por Fernando Adelantado y Burriel como comandante general de la “División de Valencia”. Es descrito por la prensa de aquellos días como “alto, seco de carnes y mirada oblicua, de pocas palabras y maneras bruscas”. A partir de entonces desaparece del mapa de operaciones de la guerra en esta zona, habiendo dos versiones conocidas sobre su destino: la versión de la prensa oficial fue que estaba “en tratos con los alfonsinos para pasarse al enemigo”, por lo que fue sentenciado en consejo de guerra y fusilado en mayo de 1875 en Alpuente; otra versión, ésta de la “Revista de Historia Militar” del Servicio Histórico Militar y Museo del Ejército (1995), nos dice que “Monet”, en 1875 era coronel jefe de Estado Mayor de la “1ª Brigada de Cataluña” y que después “emigró y se residenció en París, falleciendo en 1885. Creo más fiable esta última, pues la primera de la prensa procedía de un “boca a boca” de los paisanos de la zona. En todo caso, a partir de febrero de 1875 ya no hay referencias en la zona a este personaje.

     *** Sobre las referencias a Manuel Monet y Martel en esta zona, las primeras las encuentro a mediados de mayo de 1874, cuando con sus fuerzas, compuestas de 2.000 o 2.500 hombres que permanecían en Cañete (Cuenca), pasó el río Turia (Guadalaviar o Blanco); una parte de estas fuerzas (sobre 300) se presentó en Utiel el día 15, y el día 16 ya estaba la facción en Chelva. En junio de 1874 “Monet” se instala en Ademuz, desde donde exige fuertes contribuciones a los alcaldes de los pueblos limítrofes (el 16 exige a Cañete 30.000 raciones). A finales de este mismo mes de junio se encuentran en Ademuz las fuerzas de “Monet” con el ejército carlista de los “infantes” D. Alfonso y Dª María de las Nieves y otras partidas del Maestrazgo, con el fin de atacar Teruel o Cuenca (al final ambas fueron atacadas). Tras el frustrado ataque a Teruel por los carlistas (3-7-1874), “Monet” se une en Torrebaja a las fuerzas de D. Alfonso que mandaba del brigadier Cayetano Freixa. Se dirigen estas fuerzas a Cañete, en dirección a Cuenca, con el objeto de atacar esa capital, como así se efectuó el 15-7-1874 (“Saco de Cuenca”). Tras la retirada de Cuenca de los carlistas, son interceptados y disueltos en Salvacañete por el ejército gubernamental el día 19-7-1874: la facción de “Monet”, que había sido reclutada casi en su mayoría en el Rincón de Ademuz y pueblos de la sierra, según fuentes oficiales, llegó a ese punto (Ademuz) muy “mermada y desmoralizada” (se hablaba de un 50% de bajas). El 3 de agosto de 1874, la caballería de “Monet” (sobre 500 caballos) participa en un nuevo intento por atacar a Teruel, donde de nuevo son rechazados los carlistas. En septiembre “Monet” cae en desgracia y es acusado de crueldad y latrocinio, por lo que es destituido, aunque inmediatamente rehabilitado, pues en noviembre ya hay noticias de hacer incursiones en Utiel-Requena y La Mancha. El 21 de noviembre de 1874 está “Monet” en Siete Aguas, con 1.500 hombres, donde recauda 4.000 reales. A mediados de enero de 1875 está situado en Ademuz, junto al general “Lizárraga”, que estaba enfermo y convaleciente en esas fechas. En febrero de este año es sustituido en Chelva por “Adelantado” como comandante general de la División de Valencia. Ya no hay más noticias del personaje por aquí.

1874 JUNIO, mediados.- Tenemos a la facción "Marco de Bello" en Cañete, que junto a las partidas de otros cabecillas, forman una fuerza de 4.600 hombres, y por lo visto con el objeto de atacar Cuenca. Pero enterado Marco de la importante reconcentración de columnas gubernamentales en la capital (Cuenca), se retira hacia el Rincón de Ademuz.

1874 JUNIO, 16.- El jefe carlista "Monet" ahora está establecido en Ademuz, posiblemente junto a "Marco de Bello" por unos días. Desde este punto exigía fuertes contribuciones a las poblaciones próximas. Concretamente este día 16, lo hacía a las autoridades de Cañete, en cantidad de 30.000 raciones.
Ya casi a finales de junio permanecían en el Rincón de Ademuz gran parte de las partidas carlistas del Maestrazgo.

1874 JUNIO, 23.- Tras ser sorprendidas en Segorbe por el general Joaquín Montenegro y Guitar, las facciones mandadas por los príncipes D. Alfonso de Borbón y Dª María de las Nieves de Braganza (más conocida como "Dª Blanca"), llegan a Chelva el 23 de junio. A este punto también habían llegado el anterior día 22, procedentes de Ademuz, parte de las fuerzas de "Monet".
Dejando sólo un pequeño destacamento en Chelva, parten estas tropas de los "príncipes" (o "infantes"), junto a las de "Monet", y otras que había de Francisco Vallés Roselló hacia Alpuente y La Yesa.

1874 JUNIO, 24.- El general gubernamental "Montenegro" da alcance y dispersa en La Yesa a las fuerzas carlistas que mandaba "Vallés", el cual protegía la fuga de las de D. Alfonso y Dª Blanca. Mientras se pone en dispersión a estas fuerzas en La Yesa, las facciones que lideran estos "príncipes", y que habían partido de Chelva el día anterior, pasan por Aras de Alpuente, Santa Cruz de Moya, Casas Bajas, Casas Altas, llegando a Ademuz este día 24.
En el Rincón de Ademuz, en estos momentos, ya se encuentra una buena parte de las partidas carlistas de Maestrazgo, que junto a las de "Monet" y las que acaban de llegar de D. Alfonso y Dª Blanca, componen un importante ejército.
En este punto (Ademuz), D. Alfonso planteó un dilema: atacar a Cuenca o bien a Teruel. Aunque en un principio, y tras larga deliberación, se había decidido atacar a la primera, asesorado por su "amigo" Angel Casimiro Villalaín, e informado de que las tropas enemigas estaban más cerca de Cuenca, se decanta por atacar a Teruel.

1874 JUNIO, 25.- Este ejército carlista inició su marcha desde Torrebaja (Valencia) a Libros (Teruel) "después de pasar por estrechos y cauces del río Guadalaviar" (río Turia). De Libros a Villel (Teruel), donde descasó la tropa.

1874 JUNIO, 26.- A las dos de la mañana del día 26, están los carlistas al lado de Teruel. Pero, a consecuencia de la alguna equivocación de los guías y la precipitación del ataque, fracasa el plan de D. Alfonso de apoderarse de Teruel, de momento (lo intentarán otra vez a los pocos días, concretamente el 3 de julio).

1874 JULIO, 3.- Hay otro intento por ocupar a Teruel por los carlistas. El 3 de julio vuelve a ser atacada esta capital por las facciones mandadas por D. Alfonso y Dª Blanca, contando además con la de "Marco de Bello" y otras. De nuevo fracasa la acción contra Teruel.
A consecuencia de esto, D. Alfonso destituye al general "Marco de Bello", el cual es sustituido por "Gamundi" (Isidro Pascual Gamundi).
Se retiran de Teruel las fuerzas carlistas. Parte de ellas, directamente al Rincón de Ademuz; otra parte, por Mora de Rubielos, Sarrión, Manzanera y Arcos de las Salinas, a Chelva. No tardarían en confluir nuevamente en el Rincón, con el objeto de ejecutar el "plan B" de D. Alfonso: atacar a Cuenca.

1874 JULIO, primeros.- Tras el frustrado ataque a Teruel, pasan por Torrebaja las tropas de D. Alfonso y Dª Blanca, llevando como jefe al brigadier "Freixa" (Cayetano Freixa y Puig, de Berga, Barcelona), perteneciente al estado mayor de D. Alfonso.
A estas fuerzas se les unen las de Manuel Monet y Martel ("Monet"), que con su cuartel general en Chelva, se encontraban ya en Ademuz. Después también algunos batallones de "Villalaín" y "Cucala".
Se dirige gran fuerza de este importante ejército hacia Cañete, con dirección a Cuenca.
Durante esos días quedan interrumpidas las comunicaciones de Cuenca con el límite de Valencia.

1874 JULIO, 9.- Según la prensa, este día entra en Cañete "una fuerte partida carlista" (segúramente la que había salido del Rincón de Ademuz).

1874 JULIO, 12.- Mientras en Requena se extreman las precauciones de defensa, ante un previsible ataque de las facciones, similar al que había tenido lugar en Teruel, las tropas carlistas de D. Alfonso y Dª Blanca se presentan este día ante la ciudad de Cuenca.

1874 JULIO, 15.- Este día los carlistas toman la ciudad de Cuenca. La acción es conocida como el "Saco (o Saqueo) de Cuenca". Cuenca no fue tomada con la intención de conservarla, más bien para dar un golpe de prestigio que hiciera olvidar la derrota de Teruel y levantar la moral a ese bando, así como obtener importantes recursos. En efecto, se consiguieron los objetivos.
Hay que destacar la crueldad que hubo en esta acción contra los defensores y la población por parte de los carlistas, que el mismo pretendiente (Carlos VII) reconoció que lo fue por parte de "algunos de sus soldados", exculpando a su hermano D. Alfonso de consentir esas atrocidades.
Al siguiente día 16, partirían los carlistas de esta capital, otra vez hacia su cuartel general de Chelva.

1874 JULIO, 18.- Procedentes de la toma de Cuenca, las tropas carlistas que habían llegado a Cañete el día 17, salen el 18 hacia Chelva, vía Rincón de Ademuz. Llevan consigo un importante número de prisioneros y el botín de sus requisas en aquella capital.

1874 JULIO, 19.- Parte de este ejército carlista (pues la vanguardia de D. Alfonso y Dª Blanca, junto a otros jefes importantes ya habían tomado otro trayecto, posiblemente hacia el Bajo Aragón), que se dirigía hacia Chelva, es interceptado en Salvacañete por la "columna de operaciones de Aragón", que a este punto llegó procedente de la Sierra de Albarracín y la de Valdemeca, al mando del brigadier Victoriano López Pinto.
Tras duro combate, incluso en las mismas calles de Salvacañete, donde también fueron incendiados algunos de sus edificios, son dispersados los carlistas, y liberados todos los prisioneros que llevaban (se habla de unos 700, aunque otras fuentes hablan de 480; en todo caso, una cifra importante).
Muy pocos días después llegan al Rincón de Ademuz los restos de las facciones que atacaron Cuenca (día 15) y después fueron interceptados en Salvacañete (día 19). Según testimonios de los locales, "sumamente destrozadas y descontentas".
En Ademuz ven regresar a la facción "Monet", que había sido reclutada en ese Rincón de Ademuz y pueblos de la sierra, "trayendo de Cuenca una mitad de la fuerza que se llevó, pues dicen que es la que más bajas sufrió en el ataque".

1874 JULIO, finales.- El ejército carlista que mandan D. Alfonso y Dª Blanca ya se encuentra reagrupado en Chelva, con un total de 14 batallones, con fuerzas estimadas de 7 a 8.000 hombres, y contando ahora con el general "Lizárraga" (Antonio Lizárraga y Esquiroz, de Pamplona), como jefe de su Estado Mayor.
Las facciones que componen este ejército son, entre otras: "Vallés" (Francisco Vallés Roselló), "Monet" (Manuel Monet y Martel), "Sierra Morena" (Ramón Domingo), "Corredor" (José Corredor), "Cura de Flix" (José Agramunt, de Flix, Tarragona), "Cucala" (Pascual Cucala Mir), y los que fueron de "Marco de Bello" (Manuel Marco y Rodrigo, que había sido destituido tras el frustrado ataque a Teruel el 3 de julio).
A Chelva habían hecho llegar importantes recursos de todo tipo, procedentes de la "acción de Cuenca" (julio 15). A pesar de las importantes bajas sufridas en esa expedición, y quizás con el ánimo de reforzar la moral de este bando, tienen lugar en esta villa, "celebraciones religiosas, charangas, e incluso corridas de toros".
Concretamente, el día 29 de julio, tiene lugar con gran boato, una impresionante parada militar en la plaza de Chelva, tras la cual, "parten marcialmente" las tropas en varias direcciones y con diversos objetivos.

1874 AGOSTO, 1.- Las fuerzas carlistas que había en Ademuz, sobre 5.000 hombres, marchan hacia Teruel por Villel. Desde Chelva también habían partido (el 29 de julio) las de D. Alfonso y Dª Blanca, y vía Sarrión, se dirigen a confluir con las demás fuerzas en las proximidades de Teruel. Su objetivo, otra vez, atacar a la capital.

1874 AGOSTO, 3.- Ya el día 3, los carlistas están frente a Teruel. Las fuerzas sitiadoras se estiman en 10.000 hombres. Estas fuerzas están lideradas por los "infantes" D. Alfonso y Dª Blanca, y el general Antonio Lizárraga y Esquiroz, como jefe de su Estado Mayor. Bajo su mando, Cayetano Freixa y Puig, Pascual Cucala Mir, Francisco Vallés Roselló, Tomás Segarra y Vergés (de Traiguera, Castellón),  José Corredor, Manuel Monet Martel, y otros.

1874 AGOSTO, 4.- Al amanecer del día 4 de agosto, se rompió el fuego contra Teruel, que se mantuvo entre sitiados y sitiadores por término de unas 15 horas. Se entabla correspondencia entre el general carlista "Lizárraga" y el gobernador militar de Teruel, general Jacinto de Santa Pau y Bayona, en el que el primero le insta a la rendición. Santa Pau responde con la negativa, pues "el honor militar tiene sus leyes, de las que no es posible prescindir". "Este me ordena defender la plaza hasta el último momento...".
Tras la resistencia que hacen las autoridades, el ejército, la milicia y los voluntarios, y ante la aproximación de las columnas gubernamentales de Iriarte y Lasso, los carlistas se retiran precipitadamente de Teruel.
Según noticias, el balance de esta acción fue el siguiente: por parte de los defensores las pérdidas fueron de 4 muertos, 13 heridos y 7 contusos; por parte de los sitiadores, 30 muertos y de 80 a 100 heridos.

1874 AGOSTO, mediados.- El general en jefe del Ejército del Centro gubernamental, Manuel Pavía y Rodríguez, quiso asegurar la "Línea Valenciana" antes de atacar definitivamente el Maestrazgo.
Pero, según su análisis de la guerra, entre las dos líneas de concentración (Alcañiz-Teruel y Teruel-Sagunto) había dos puntos débiles: Chelva y el Rincón de Ademuz, "cuyos habitantes eran partidarios del carlismo", y que interesaba reducir de inmediato.

1874 AGOSTO, 18.- El mismo general "Pavía", tras haber organizado "una formidable línea de defensa", que iba de Sagunto a Requena, salió el día 18 de Utiel al frente de una importante división y, cruzando por Sinarcas  y las montañas por encima de Chelva, llegó a Teruel el día 21, con el fin de organizar las fuerzas de la capitanía general de Aragón.

1874 SEPTIEMBRE, 7.- Marcha de Chelva la facción "Monet". Por lo visto, y antes de su partida, manda asesinar a dos liberales del pueblo, dejando cinco hijos huérfanos cada uno. También "pone en capilla" al alcalde carlista y a su mujer "por haberse mezclado en una contienda habida noches pasadas entre facciosos, que anduvieron a tiros por las calles del pueblo...". Quedan en Chelva sólo los que constituyen la "comandancia militar carlista".

1874 SEPTIEMBRE, 14.- Salen de Chelva los carlistas, evacuando completamente la población, y según informan las noticias, en dirección a Utiel.
Un grupo de los que salen en esta fecha, es el dirigido por el coronel "Lozano" (Miguel Lozano y Herrero, de Jumilla, Murcia), que "por encargo de D. Alfonso", inicia una expedición a Andalucía (de la que él ya no volvería a Chelva, como sí lo hicieron la mayoría de sus oficiales y tropa, pues fue detenido en Linares a mediados de octubre, y fusilado por los gubernamentales en Albacete el 3 de diciembre). Estas fuerzas que parten de Chelva el día 14, llegan a Utiel, y por Caudete de las Fuentes, Villargordo del Cabriel, Venta del Moro y Casas Ibáñez hasta Hellín; y desde este punto hacia Murcia y Almería.
El jefe carlista Manuel Monet y Martel (que fue dueño y señor de Chelva y el Rincón de Ademuz en esta contienda), ya había caído en desgracia en esas fechas, y es apresado por los suyos por orden del infante D. Alfonso, y acusado de crueldad y latrocinio. No tardaría en ser rehabilitado en ese ejército, dado su liderazgo y "que teniendo mucho dinero" le era fácil "comprar voluntades" (aunque, ya en 1875, sufriría consejo de guerra y sería fusilado por los suyos).

1874 OCTUBRE, 21.- Fuerzas gubernamentales mandadas por el general Salazar, que era comandante general de las tropas de Cuenca y Guadalajara, ocupan el pueblo de Cañete y su castillo, arrebatando en Huerta del Marquesado (Cuenca) 500 cabezas de ganado lanar, que el cabecilla carlista Angel Casimiro Villalaín tenía preparadas para su gente en aquella zona. Se inician las obras de fortificación de Cañete, que a finales de ese mes estarían prácticamente concluidas, dejando allí una guarnición de 500 hombres.

1874 OCTUBRE, 30.- Aparecen noticias sobre el lamentable estado en que se encuentra el hospital carlista de Chelva, que prácticamente había sido desmantelado. Han trasladado buena parte de las camas y del personal al hospital de Mora de Rubielos (Teruel). La situación se había agravado todavía más, tras la llegada de carlistas heridos, después de la retirada que hicieron de Cañete y Beteta.

1874 NOVIEMBRE, 13.- La facción "Villalaín", que había salido de Chelva, tras pasar por Sinarcas, se presenta en Camporrobles con unos 200 infantes y 2 batallones de caballería. Allí exige 2.000 raciones, 150 fanegas de cebada y 6.000 reales; luego, parte de la facción, con 100 caballos, de dirige hacia Minglanilla (Cuenca).

1874 NOVIEMBRE, 21.- Carlistas procedentes de Chelva, con fuerza de 2.000 infantes y 800 caballos, y mandados por su general Gerardo Martínez de Velasco (comandante general carlista de Valencia), entran en Utiel con el fin de recaudar el dinero y raciones que habían pedido el día anterior. Al no tenerlos preparados, estuvieron a punto de incendiar el pueblo, cosa que no llegaron a ejecutar "por la intervención de muchas personas sensatas" (imagino que esas personas serían gente principal del pueblo, afectas a su ideología).
Detuvieron en Utiel a unas 90 personas, en su mayor parte mujeres y muchas de ellas de familias carlistas, "pues los guerrilleros ni respetan al sexo débil ni están muy amables con sus correligionarios ojalateros", (los "ojalateros" eran los que, con ideología carlista, tradicionalista o absolutista, eran considerados como tibios y mediocres, y no participaban activamente en la guerra empuñando las armas).
La prisión de tantas personas les facilitó el cobro de 50.000 reales.
Este mismo día, otra facción carlista de unos 1.500 hombres, procedente de Chelva y mandada por "Monet", entra en Siete Aguas (Valencia). Allí recaudó sobre 4.000 reales.

1874 NOVIEMBRE, 22.- La facción de "Monet" y la infantería de "Velasco" (Gerardo Martínez de Velasco) se retiran a Chelva con su botín. Sin embargo, la caballería de este último, dividida en varios grupos, hace una pequeña incursión en La Mancha, también con el objeto de recaudar en los pueblos por donde pasan. Días más tarde, tras terminar la expedición, vuelven a la zona, reagrupándose en Casas de Ves, y pasando por Villatoya, Venta del Moro y Camporrobles, llegan a Sinarcas, donde pernoctan. Salen de Sinarcas, y según las opiniones de la prensa, con la intención de dirigirse al Rincón de Ademuz o a Chelva. (Deduzco que lo más probable fuera que llegaran a este último punto de Chelva, aportando un importante botín de guerra, y el objeto de reunirse con su jefe "Velasco", que allí estaba con "Monet", "Villalaín" y quizá otros jefes carlistas).

1874 NOVIEMBRE, finales.- Hay noticias de que el general gubernamental Joaquín Jovellar y Soler, entra con un batallón en Chelva, prácticamente sin resistencia, retirándose los carlistas hacia el Maestrazgo, llegando grupos desbandados a Viver (Castellón).
Pero según noticias carlistas, esta columna de "Jovellar" había sido rechazada por los carlistas en Chelva.
Me inclino, como más veraz, por esta última versión, pues a primeros de diciembre ya informa la prensa de que "los carlistas de Chelva, que manda el cabecilla Monet, han pasado comunicaciones a los alcaldes de todos los pueblos comarcanos, para que hagan ingresar en el ejército real todos los varones de 18 a 35 años, quedando únicamente exceptuados los que estén casados canónicamente, tengan hijos o no los tengan. En cambio a los casados civilmente, aunque tengan una docena de hijos, se les condena al servicio del real ejército".

1874 DICIEMBRE, mediados.- Las noticias ubican a la facción de "Monet", todavía en Chelva y pueblos inmediatos. La de "Vallés" en Valbona y Puebla de Valverde (Teruel), que se dirigiría posteriormente, por Camarena de la Sierra, a Villel (Teruel).

1874 DICIEMBRE, 19.- Las facciones de "Segarra" (Tomás Segarra y Vergés), "Panera" (Ramón Piñol, de Tortosa, Tarragona), y "Vallés" (Francisco Vallés Roselló), y que manda este último, llegan a Villel, procedentes de la Puebla de Valverde. El día 20, tras oír misa, van a Gea de Albarracín (Teruel), haciendo importantes pedidos de raciones y dinero, en los pueblos del río Jiloca.

1874 DICIEMBRE, finales.- Según la prensa de aquellos días, habían huido de Ademuz la mayoría de los hombres que tenían hijos o parientes en el ejército gubernamental (sin duda por las represalias que pudieran ejecutar contra ellos los carlistas).
De Ademuz se llevan los carlistas 168 personas, la mayor parte mujeres y ancianos. El objeto de estos secuestros, es de creer, tendría más que ver con forzar el cobro de contribuciones y rescates, que en las puras represalias a sus contrarios.

1875

1875 ENERO, primeros.- Por la línea comprendida entre el Rincón de Ademuz (Valencia) y la Sierra de Albarracín (Teruel), se iban infiltrando hacia la Serranía de Cuenca, partidas carlistas procedentes del Maestrazgo.

1875 ENERO, 3.- Algunas partidas carlistas, con el cabecilla "Checa" (José Martínez Checa, de Utiel, Valencia) a la cabeza, por la zona de Utiel y Requena saquean aquellos pueblos y alrededores. Entran en Utiel, Caudete de las Fuentes y Sinarcas, entre otros, y se llevan ganados en importante cuantía (valorados entre 20 y 24.000 reales).

1875 ENERO, 11.- Los jefes carlistas "Lizárraga" (Antonio Lizárraga y Esquiroz), "Vallés" (Francisco Vallés Roselló), "Monet" (Manuel Monet y Martel) y otros, están en Chelva y Ademuz. De ese punto se llevan los mozos, casados y viudos sin hijos, que "a toda prisa organizan". La prensa no cree que sacaran en Ademuz "más de 100 mozos".
"Vallés" se dirige con una columna a Molina de Aragón (Guadalajara), que es atacada y tomada el día 13 de enero.

1875 ENERO, mediados.- "Lizárraga" enfermo y convaleciente, está inactivo en Ademuz por unos días, tiene distribuidas las fuerzas de su mando entre Salvacañete y otros pueblos inmediatos.
Los "carlistas de Chelva", siguen actuando por los pueblos de la zona de Utiel, llevándose personas, dinero, ganados, sal, etc,...
Sigue la fortificación del Collado de Alpuente (Valencia) por parte de los carlistas.

1875 FEBRERO, primeros.- El general gubernamental Genaro Quesada y Matheus comienza a hostilizar el fuerte del Collado de Alpuente y la zona de Chelva.
En Villar del Arzobispo (Valencia) las fuerzas de dicho general, dan muerte al cabecilla carlista "Checa" (José Martínez Checa), que hasta entonces había actuado muy activamente por Utiel (su pueblo) y alrededores.
El general carlista Antonio Dorregaray y Dominguera, que entonces mandaba el Ejército Carlista del Centro, está en Chelva con parte de sus fuerzas. También es ubicado dicho general y en esas fechas, en el Rincón de Ademuz, según la "Narración militar de la Guerra Carlista 1869-1876" (publicada por el "Depósito de la Guerra").

1875 FEBRERO, 12.- Según oficio del general "Quesada" (Genaro Quesada y Matheus) al ministro de la guerra (Joaquín Jovellar Soler), las brigadas a sus órdenes mandadas por "Zendeja" (José de la Zendeja y Bermúdez), "Arnaiz" (Liberato Arnaiz) y "Velasco" (dirigida ésta última directamente por el general Victoriano Hédiger Olivar), han mantenido tres combates simultáneos en la zona de Chelva, siendo derrotados los carlistas. Posteriormente será ocupada dicha plaza por el ejército.

1875 FEBRERO, 14.- Las tropas del Ejército del Centro que manda "Quesada" (Genaro Quesada y Matheus), entran en Chelva, que es desalojada por los carlistas, y evacuada la población.
Pocos días tardarían los carlistas en volver a estar en su "favorita" Chelva, como se verá después.

1875 FEBRERO, mediados.- Tras la entrada del ejército en Chelva, los carlistas, temiendo por la seguridad de los presos que tenían encerrados en el fuerte de El Collado, los sacan y se los llevan a Cantavieja (Teruel).
En estas fechas, y precisamente procedentes del bastión carlista de Cantavieja, llegan rondas volantes a los pueblos turolenses de Bezas, Campillo y Rubiales (cerca de la capital), con el objeto de recaudar fondos; por lo visto, con muy poca fortuna, pues consiguen sacar muy poca cosa de estos pueblos.

1875 FEBRERO, a partir del 20.- Se van presentando en Requena (Valencia) numerosos individuos procedentes de las facciones de Chelva (entre ellos varios oficiales). Con mucha lógica y acierto (en mi opinión), las autoridades toman medidas para no permitir que éstos permanezcan en la ciudad y los dirigen a Valencia, ante la justificada sospecha de que los indultados, sobre todo los oficiales, aprovecharían el indulto para desplazarse libremente hasta el frente de Navarra y Vascongadas para continuar con la guerra (como así sucedía en realidad).
El jefe del Ejército Carlista del Centro, Antonio Dorregaray y Dominguera, apenas una semana después de la dispersión que habían sufrido sus fuerzas por la entrada del ejército gubernamental en Chelva, anda reuniéndolas para establecerse de nuevo en esta plaza.
Ya antes del día 25 de febrero, los carlistas están situados otra vez en Chelva. Allí el comandante general carlista de la "División de Valencia", Manuel Monet Martel ("Monet"), ha sido sustituido en su cargo por "Adelantado" (Fernando Adelantado y Burriel***, de Madrid), que ahora ocupará su lugar, tal como "Monet" reemplazó en abril de 1874 a José Santés y Murgui ("Santés")
     He hecho mención especial a estos tres jefes carlistas (Santés, Monet y Adelantado), por el protagonismo que tuvieron en la zona en esta III Guerra, teniendo su cuartel general en Chelva, con frecuentes incursiones y largos periodos de permanencia en el Rincón de Ademuz, al que podríamos calificar como un "segundo Chelva" en este sector para los "legitimistas".

     *** D. Fernando Adelantado y Burriel había nacido en Madrid el 10 de febrero de 1836. Militar de carrera que perteneció al ejército gubernamental, llegando a ser teniente coronel de Estado Mayor en 1870 (con 34 años). Pero en julio de 1873, ya vigente la I República, y no estando de acuerdo con la política del gobierno, obtiene licencia definitiva en el ejército. Después se pasa al bando carlista incorporándose a la campaña de Cataluña. Luego, y a las órdenes del general Dorregaray se incorpora al Ejército del Centro carlista (enero 1875). En febrero de 1875 se encuentra situado en Chelva, y nombrado comandante general de esa división. A finales de junio de este año desaparece de la escena de la guerra. Por lo visto, viendo perdida la guerra, y tras un pacto con los gubernamentales por parte de algunos jefes carlistas, entre los que se encontraba su superior, el general Antonio Dorregaray y Dominguera, partiría al exilio, o pasaría otra vez al ejército liberal (en el cual le respetaría su grado militar que hubiera tenido en el bando carlista). No puedo confirmar ninguna de las dos opciones, pero me inclinaría por la primera, pues en su expediente militar no aparecen anotaciones más allá de su licencia en 1873. Según el pacto mencionado, los militares carlistas acogidos a él, podrían marchar al exilio, y a partir de los tres meses, volver libremente a España.

1875 MARZO, 9.- Una facción carlista compuesta de 1.500 hombres y 100 caballos, al mando del coronel Juan Ponce de León, entra en Utiel. Allí recaudó dinero y puso al cobro tres meses de contribución y algunos atrasos.

1875 MARZO, 10.- La facción que había llegado a Utiel el día anterior (Ponce de León), marcha a Minglanilla con objeto de recaudar fondos en los pueblos más ricos de La Mancha.
Este mismo día, parten de Chelva dos batallones carlistas mandados por "Adelantado" (Fernando Adelantado y Burriel), que suman unos 800 hombres y 80 caballos, con objeto de dirigirse también a La Mancha.

1875 MARZO, 12.- Este día 12 ya hay noticias de que se encontraban avanzadas carlistas en El Tollo (Utiel). Esta facción de "Adelantado", perseguida por la brigada gubernamental de Liberato Arnaiz se atrinchera en el "Molón" de Camporrobles.

1875 MARZO, 13.- Cuatro compañías de la brigada "Arnaiz" atacan a la facción de Fernando Adelantado (dos por el frente, y otras dos por el flanco izquierdo), obligándola a retirarse del Molón de Camporrobles hasta Aliaguilla, desde donde dicha facción se dirige posteriormente hacia su refugio de Chelva.

1875 MARZO, 14.- Entran en Chelva 17 cargas de tabaco y otras 18 en El Collado (de Alpuente). Parece ser que proceden de las requisas hechas por las partidas del jefe carlista "Villalaín" (Angel Casimiro Villalaín), que actuaban entre los límites de Cuenca y Guadalajara.

1875 MARZO, 15.- Los carlistas, "en su retirada a Chelva, están recomponiendo el puente sobre el Vado de Moya", cerca de Tuéjar (hoy en día, cola del pantano de Benagéber), para facilitar el paso de su infantería.

1875 MARZO, 16.- Las fuerzas carlistas que manda "Adelantado" ya se encuentran otra vez en Chelva, tras su frustrada expedición a La Mancha.

1875 MARZO, finales.- Los de "Adelantado", salen de Chelva y se dirigen al Rincón de Ademuz, en esta ocasión por las estribaciones de la Sierra de Javalambre.
En estas fechas, un comandante militar carlista pasa comunicación al jefe militar de Cañete, instándole a entregar la plaza en unos días, y que de no ser así, "entrará en ella por la fuerza y degollará hasta los niños de pecho" (dice la prensa oficial, y desconozco que jefe carlista pudo oficiar semejantes amenazas).
Efectivamente, las fuerzas de "Villalaín" (Angel Casimiro Villalaín) y "Adelantado" (Fernando Adelantado y Burriel), al mando del primero, "operaron una concentración hacia el rincón de Ademuz, recorriendo los pueblos de Talayuelas, Landete, Casas de Pedro Izquierdo y Moya, caseríos y municipalidades poco importantes, que habrán suministrado escaso botín a los facciosos que soñaban un inmenso pillaje. Al salir de aquí aseguraban con mucha formalidad que iban a tomar por asalto la villa de Cañete, plaza guarnecida y fortificada por las tropas de don Alfonso (el rey, Alfonso XII), y que sirve de refugio a las familias liberales de las inmediaciones", pero desistieron de ese proyecto (asalto a Cañete).
En estos días, el comandante de armas de Chelva, Juan Martínez ("Chulla"), andaba cambiando algunos ayuntamientos del Rincón de Ademuz, entre ellos, Castielfabib y Torrebaja, poniendo personas del bando carlista. Parece ser que, una vez abandonaba las poblaciones, huían los concejales recién nombrados, sin duda viendo un futuro incierto en ese bando, por la deriva que iba tomando la guerra.

1875 ABRIL, 1.- La facción de Fernando Adelantado y Burriel, procedente del Rincón de Ademuz, se presenta en Minglanilla con unos 1.200 infantes y 200 caballos. Allí logran recaudar 30.000 reales y otros 4.000 que sacaron de los representantes de la mina de sal. Robaron también ganado, cebada, y allanaron algunas casas de liberales.
También llagan hasta Iniesta, y luego se dirigen a la zona de Utiel.

1875 ABRIL, 3.- Esta facción, de regreso de los pueblos de Iniesta (Cuenca) y Minglanilla (Cuenca), descansa en Camporrobles (Valencia), desde donde exigen cereal y raciones de todas clases al alcalde de Caudete de las Fuentes (Valencia). Ante la imposibilidad de tal petición, el día 4 se presentan (en Caudete) 40 de caballería y se llevan de rehenes "al alcalde del ayuntamiento, al síndico y a tres contribuyentes más de la población". También se llevan rehenes de las aldeas de Las Cuevas y Los Corrales (de Utiel).
Se asegura que la mayoría de rehenes son de ideas carlistas, pues los de ideas liberales hacía tiempo se habían ausentado de aquellos lugares.
La facción regresa a Chelva.

1875 ABRIL, 10.- La prensa de esta fecha se hace eco de una noticia, en la que un corresponsal de Chelva describe al detalle la situación del fuerte que los carlistas tienen en el castillo del Collado de Alpuente ("fuerte del Collado" o "castillo del Poyo"). Se hace una descripción de la construcción e infraestructura, con detalle de sus dependencias, talleres, polvorín... También se informa de que la guarnición del fuerte estaba compuesta por 208 hombres, y que "manda la compañía fija el capitán D. Juan Valero". Se refiere a Juan Valero Arnau, y que cito aquí por ser de Torrebaja. Posteriormente se ampliará información sobre este personaje.

1875 ABRIL, 12.- Una partida carlista compuesta por aproximadamente 1.000 hombres, a cargo de "Villalaín" (Angel Casimiro Villalaín), es atacada en Guadalaviar (Teruel), por la brigada gubernamental que manda el brigadier Luis Fernández Golfín Ferrer. Tras el enfrentamiento la partida se retira a Javaloyas (Teruel), donde pernocta, y pasa a Torrebaja (Valencia), donde permaneció cuatro días.

1875 ABRIL, 29.- El mismo brigadier "Golfín", que había salido de Cañete (Cuenca) el anterior día 28, con seis compañías y una sección de caballería, ataca y vence en Arroyo Cerezo (Castielfabib) a un escuadrón carlista. Les hacen nueve muertos y muchos heridos, además de cogerles cinco caballos, armas, efectos de guerra y raciones. Este escuadrón carlista pertenecería a la denominada brigada "Palacios-Villalaín" (comandada ésta por los jefes Manuel Salvador Palacios y Angel Casimiro Villalaín).

1875 ABRIL, 30.- El general gubernamental "Golfín" pernoctó en Landete, con la idea de caer sobre Ademuz y sorprender dos brigadas carlistas que, según sus informes, se hallaban allí. Parece ser que dichas brigadas, ante la cercanía de sus fuerzas y la derrota que habían sufrido el día anterior en Arroyo Cerezo, habían partido; una hacia Chelva y otra hacia Teruel, por lo que no se llegó a ejecutar esta acción. Sin embargo, según noticias poco posteriores, se halla localizada, el día 5 de mayo, una brigada carlista en Ademuz ("Palacios"), y una ronda volante en El Cuervo ("Gamundi"). Quizás no se habrían movido de la zona a fecha 30 de abril (lo desconozco, pero es lo más probable, en mi opinión).

1875 MAYO, 5.- Situada en Ademuz (Valencia) sólo una brigada carlista de "Palacios" (pues la de Fernando Adelantado había partido el día anterior hacia Arcos de las Salinas)
En El Cuervo (Teruel), también hay una ronda volante carlista de "Gamundi" (Isidro Pascual Gamundi).

1875 MAYO, 6.- Fuerzas del gobierno alfonsino a cargo del brigadier Luis Fernández Golfín Ferrer, asestan un duro golpe a los carlistas en Ademuz.
Este general, divide sus tropas en tres columnas. La primera, a su mando directo, parte de Salvacañete (Cuenca) y por la Casa del Mojón y Tóveda (Castielfabib) marcha hacia Ademuz, con cierto retardo para coincidir con las otras dos en aquel punto. La segunda, al mando del coronel "Moiño" (Rosendo Moiño Mendoza), desde Salinas del Manzano (Cuenca) llega hasta la casa de La Boquilla (Salvacañete) y toma el camino de Santa Cruz de Moya con dirección a Casas Altas, evitando la retirada del enemigo por la Hoz del río Boilgues (Vallanca). La tercera columna al mando del teniente coronel "Alamán" (Ramón Alamán y Sevil), también parte de Salinas del Manzano y llega a la Casa de la Boquilla, y desde allí se dirige a Los Santos, y por el camino de Ademuz, a caer sobre el Molino (de Ademuz) para impedir en ese pueblo el paso por el puente del río Turia a los carlistas en su posible retirada.
Estas tres columnas confluyen sobre Ademuz "con una exactitud admirable", "calculada la distancia y el tiempo" en un movimiento envolvente este día 6 de mayo, "en un círculo imposible de romper con la única salida del río Blanco" (Turia o Guadalaviar), río invadeable en aquellas fechas por su caudal, según noticias, que también se hacen eco de que murieron soldados y caballos al intentar atravesarlo en su huida.
En Ademuz derrotan a la brigada carlista de Manuel Salvador Palacios ("Palacios") y otras fuerzas que allí se encontraban. Por lo visto, la facción de "Adelantado", a la que se creía también en ese punto, ya no estaba en el Rincón, pues había partido dos días antes hacia Arcos de las Salinas (Teruel), por donde ya se ubicaba a "Villalaín" (Angel Casimiro Villalaín) en esas fechas.
Este mismo día, en El Cuervo (Teruel), a unos quince kilómetros de Ademuz, fuerzas de la misma brigada "Golfín" al mando del capitán Manuel Azlor, derrotan y dispersan a una ronda volante carlista de "Gamundi" (Isidro Pascual Gamundi).
Según noticias de la prensa, en estos dos enfrentamientos, se les hace al bando carlista 27 muertos, cinco o seis heridos, treinta y tantos prisioneros, entre ellos el gobernador de Chelva, Joaquín Pastor (que estaba refugiado en Ademuz huyendo de la epidemia de tifus y otras enfermedades que por Chelva había en aquellas fechas), y 3 oficiales más. También 11 caballos muertos y 2 cogidos, armas, municiones y documentación de la ronda volante del Collado. Por parte de los liberales, un soldado contuso, 2 extraviados y 2 caballos muertos (sin comentarios al respecto de estas bajas de los liberales..., pero esto es lo que decía la prensa oficial).
Tras estas acciones de guerra, se presentan a indulto en Ademuz 13 carlistas.

1875 MAYO, 19.- El general en jefe del Ejército del Centro, Rafael Echagüe y Berningham, con las brigadas "Chacón" (José Chacón y Fernández) y "Sequera" (Eduardo Sequera Pérez de Lema), y la división "Salamanca" (general Manuel de Salamanca Negrete), entra en Chelva, sorprendiendo en Alpuente a la Junta Carlista, "de la que quedaron muertos siete oficiales y prisioneros otros siete con el gobernador".
La facción de "Adelantado" fue perseguida por tropas del brigadier "Chacón" (José Chacón y Fernández) y el coronel Jiménez Palacios (Gregorio Jiménez Palacios), haciéndoles cinco muertos y treinta heridos, continuando su persecución.
Poco tardarían los carlistas en estar otra vez en Chelva, como se verá más adelante.
Según la prensa del momento, Chelva había sido para los carlistas la "Estella" del Reino de Valencia.

1875 JUNIO, primeros.- Retirados de Chelva los carlistas, incluida la partida de "Adelantado", que ya había salido hacia Arcos de las Salinas dos días antes de la entrada de las tropas del general Echagüe el día 19 de mayo, son perseguidos por los gubernamentales; hacen una excursión vía Sierra de Javalambre. Recorren los pueblos de La Yesa, Higueruelas, Torrijas, Manzanera, Sarrión, Cubla y Villel, llegando algunos individuos de las facciones hasta las cercanías de Teruel.
Hay testimonios el día 5 de junio de hallarse en Alpuente fuerzas de Fernando Adelantado Burriel, "a cuya caballería se les había repartido 90 lanzas que han recibido no se sabe de dónde".

1875 JUNIO, 10.- El general Antonio Dorregaray y Dominguera (comandante en jefe del Ejército carlista del Centro), "con dos batallones y algunos caballos", sale de Mosqueruela (Teruel), marcha a Rubielos de Mora (Teruel) donde descansa dos horas, y se dirige a Manzanera (Teruel). En opinión "de los entendidos en la guerra" se suponía iba a marchar al Rincón de Ademuz (Valencia), o quizás, por Alfambra (Teruel), dirigirse al Alto Aragón. En realidad llegó a Chelva, aunque muy probablemente en esta ocasión, lo efectuara vía Camarena y Villel (Teruel), por el Rincón de Ademuz (lo desconozco, pero lo deduzco por las noticias).
En estas fechas, el ejército gubernamental anda fortificando puntos como el de Sarrión (donde se encuentra la brigada de Francisco Borrero y Limón), para asegurar la "línea Sagunto-Teruel", además de intentar cortar el paso de las facciones del Maestrazgo a la comarca de Chelva, pues el trayecto de salida de estas facciones de Chelva, era por Alpuente, Manzanera, Sarrión, buscando Rubielos de Mora o Mora de Rubielos, en dirección a Mosqueruela y Cantavieja.
Objetivo prioritario del ejército alfonsino en aquellos momentos era "desalojar a los carlistas de Chelva y Rincón de Ademuz", para quedar la "línea Sagunto-Teruel" como "sólida base de operaciones".

1875 JUNIO, 12.- Llega el general carlista "Dorregaray" a Chelva y es "recibido con repique de campanas y otras demostraciones de júbilo; pero cuando recibió muchas manifestaciones de simpatía fue el domingo, día de su santo" (13 de junio, San Antonio de Padua). En Chelva, en aquellas fechas, también estaba la facción de Fernando Adelantado y Burriel.

1875 JUNIO, 14.- Sale de Chelva el general carlista "Dorregaray", y se dirige con sus tropas hacia el norte, dejando encerrado en el fuerte del Collado a su subordinado el brigadier Pascual Cucala y Mir***, al que se le había abierto consejo de guerra. 

      *** Pascual Cucala, otro jefe carlista que cae en desgracia, en este caso acusado de comerciar con caballos robados, tratar con el enemigo y malversar fondos procedentes de las contribuciones. Ignoro la sentencia de dicho consejo de guerra, y si las acusaciones eran fundadas, o como ocurrió con otros cabecillas, fueron una excusa para apartarlos del mando, por ciertos intereses o simpatías. En todo caso se sabe que fue apartado del mando de su brigada, y que numerosos individuos afectos a "Cucala", abandonaron, si no la causa carlista, sí sus filas. En agosto siguiente (1875), emprendería marcha a Francia, donde residió, dedicado al comercio de vinos, hasta su muerte en Port-Vendres, cerca de la frontera española, en enero de 1892. Pacual Cucala, el de Alcalá de Xivert, otro personaje importante del carlismo que desaparece de este mapa de guerra.

1875 JUNIO, mediados.- "Dorregaray", como se ha dicho, partió de Chelva ante el avance de la división del general gubernamental Manuel de Salamanca Negrete. Por Alpuente se dirigió hacia el Maestrazgo, concretamente a Cantavieja, al igual que lo efectuó la facción de Fernando Adelantado y Burriel. Pero los de "Adelantado", en su marcha, fueron interceptados por la brigada de Francisco Borrero y Limón (de la "división Salamanca"), viéndose obligados a retirarse al Rincón de Ademuz (aunque antes del día 25 volverían a Chelva).
A mediados de junio en Chelva, apenas quedan fuerzas, a excepción de las de la comandancia, las cuales se creía iban a ser trasladadas a la fortaleza del Collado de Alpuente (castillo del Poyo).

1875 JUNIO, 25.- Avanzadas de la división gubernamental del general Manuel de Salamanca Negrete llagan al punto de Santa Quiteria, distante una legua (menos de 5 Km.) de Chelva, donde se encuentran con numerosos grupos de carlistas que defensivamente coronan aquellos picos, a los que cañonean con su artillería, a la que responden los carlistas con nutrido fuego de fusilería. Pero ante la considerable inferioridad de fuerza, se retiran a Chelva, donde "Adelantado" esperaba el resultado de la lucha. En este momento, cuando llegan sus tropas en retirada, parte con ellas a refugiarse en el Rincón de Ademuz. Según la prensa, "huyó con ellos a esconder su vergüenza en las escabrosidades del rincón de Ademuz".
La brigada "Sequera" (Eduardo Sequera Pérez de Lema), perteneciente a la "división Salamanca", ocupa Chelva, el "baluarte y centro del carlismo en Valencia".

1875 JUNIO, 27.-  La facción de "Adelantado", que no se pudo conservar en el Rincón de Ademuz, trató de correrse a Aragón. El día 27 de junio había llegado a Torrijas (Teruel, sierra de Javalambre).
El ministro de la Guerra, Joaquín Jovellar Soler, decide que ya no se debe abandonar el interesantísimo punto de Chelva, la "Estella del Maestrazgo" para los carlistas según la prensa (aunque Chelva no pertenecía al Maestrazgo). Muy por el contrario, quiere convertir a Chelva en centro de operaciones del ejército gubernamental.
Este mismo día 27, empezaron las obras de ocupación de esa plaza. Se pidieron "serones, jornaleros, caballerías, herramientas, aparatos de telégrafos y ocho grandes anteojos".
El general "Salamanca" publica un bando, que entre otras cosas, da un término de veinticuatro horas para que salgan de Chelva las familias y personas relacionadas con los carlistas que no sean vecinos de ésta. También manda borrar el rótulo de "Hospital Militar Carlista", según informan las noticias de esas fechas.

1875 JUNIO, finales.- Estando en Tragacete (Cuenca) el brigadier del ejército gubernamental Luis Fernández Golfín Ferrer, se queja al Ministro de la Guerra, Joaquín Jovellar Soler, de los inconvenientes de tener encomendada una sola brigada para la vigilancia de la línea tan extensa y abrupta como era la de Molina de Aragón (Guadalajara) a Santa Cruz de Moya (Cuenca)... “que si se estacionaba ésta en Molina, no podría atender a las avenidas del Rincón de Ademuz; si en Santa Cruz de Moya, estaba muy lejos de la raya de Guadalajara y Teruel; si elegía un punto central como Priego o Cuenca, se hallaría distante de todas partes...”.

1875 JULIO, 16.- Parte de Chelva el general Manuel de Salamanca con sus tropas, y un claro objetivo: tomar el Fuerte del Collado de Alpuente (también conocido como "Castillo del Poyo"), último reducto carlista en esta zona.
Este mismo día llegan sus fuerzas, incluido el Estado Mayor y cuatro piezas Plasencia (cañones de montaña de acero de 8 cm.), a un kilómetro de El Collado. Por su parte, la "Brigada Sequera" (perteneciente a la "división Salamanca" y mandada por Eduardo Sequera), con el resto de infantería y dos cañones de plaza, ya está acampada en Corcolilla (aldea de Alpuente), a una hora del fuerte.

1875 JULIO, 17.- Quedan emplazadas dos baterías y comienza el ataque a la fortaleza carlista de El Collado, la cual reunía unas excelentes condiciones orográficas para su resistencia, además de estar bien abastecida su guarnición de alimentos, agua, municiones y efectos de guerra. A pesar de ello, y tras un "nutrido fuego de fusilería", se toman "a fuerza viva" los tres pequeños fuertes que había a media falda del cerro, impidiendo la salida de los carlistas y estrechando el cerco.

1875 JULIO, 18.- Al amanecer de este día se rompe el fuego artillero "vigorosamente" contra la fortaleza, hasta que finalmente sería rendida al día siguiente.

1875 JULIO, 19.- Este día se rinde el fuerte carlista de El Collado con toda su guarnición y sin condiciones. Se hacen prisioneros al gobernador del fuerte, 11 jefes y 300 más entre oficiales y tropa (según algunas fuentes, esta guarnición estaba compuesta sólo por 208 hombres).
Exitosa operación a cargo del general "Salamanca", al igual que lo fueron en 1840 (I Guerra Carlista) las operaciones del general Francisco Javier Azpiroz y Jalón, que tomó Alpuente y su Castillo (el 2 de mayo), y el mismo fuerte de El Collado (el 6 de agosto).

Si en la I Guerra, la toma de El Collado (1840), supuso la caída de la última fortaleza carlista en esta zona, Maestrazgo y Castilla la Nueva y coincidió prácticamente con el final de dicha guerra, ahora, la rendición de este fuerte, aunque supone el fin del conflicto también en estos sectores, la guerra aún duraría unos meses más en Cataluña, país Vasco y Navarra.


JUAN VALERO ARNAU (UN MILITAR CARLISTA DE TORREBAJA):

Al respecto de la rendición de El Collado de Alpuente (19-7-1875), quiero hacer mención especial a un personaje de Torrebaja, Juan Valero Arnau, capitán (aunque algunas fuentes lo titulan teniente coronel) que mandaba en ese momento la "Compañía Fija" de la guarnición de este fuerte.
Era hijo de Francisco Valero, administrador de las haciendas de los señores de Torrebaja. Tras la venta del pueblo a sus colonos (23-01-1856) por parte de estos señores, el citado Francisco Valero adquirió grandes propiedades, incluido el palacio señorial de los Ruiz de Castelblanque (o "Casa Grande"), en la plaza principal de Torrebaja.
Este Francisco Valero era casado con Josefa Arnau. El matrimonio y su prole (ignoro cuántos hijos), fueron firmes y decididos carlistas. El padre Francisco y algunos de sus hijos mayores ya participaron en la I Guerra Carlista (1833-1840).
Como confirmación de la firme convicción legitimista de esta familia, hay una anécdota protagonizada por Dª Josefa Arnau, y que muchos años después de su ocurrencia narra el periodista e historiador carlista Melchor Ferrer Dalmau: "Durante la primera guerra (Dª Josefa) vio partir para las filas de la legitimidad a sus hijos y como uno de ellos se hacía el remolón, puesto que era recién casado, y luchaba entre el deber de carlista y el cariño a su esposa, Doña Josefa hizo sacar de las cuadras un caballo y una vez ensillado llamó a su hijo diciéndole -o montas tú o monto yo-, por lo que el hijo comprendiendo que si no iba a cumplir su deber, muy decidida estaba su madre en ocupar su sitio, marchó a unirse a las fuerzas reales".
Desconociendo el año y la fecha concreta, si se sabe que D. Francisco Valero fue muerto a manos de los liberales cuando éstos entraron en Torrebaja durante la última Guerra Carlista (1872-1876). Lo fue en la torre ("Torreón de los Picos") del antiguo palacio señorial de la plaza ("Casa Grande"). Por lo visto, "ya anciano, paralítico y sentado en un sillón" (esto según fuentes carlistas).
Volviendo a la figura de Juan Valero Arnau, (mucho más joven que sus hermanos participantes en la I Guerra a favor de la causa "legitimista"), sabemos que entró en el ejército carlista ya durante esta III Guerra, por sus firmes convicciones ideológicas y tradición familiar a favor del pretendiente Carlos VII (Carlos María de Borbón y Austria-Este)
No he podido encontrar más noticias de este personaje en la guerra, hasta la toma de El Collado de Alpuente (19-julio-1875), cuando aparece mandando la "compañía fija" de esa guarnición con el grado de capitán (otras fuentes lo titulan teniente coronel), teniendo entonces 40 años. "El capitán Valero nació en Castielfabib y sirvió en el ejército del Centro, mandando la compañía fija del Collado, en 1875".
D. Juan Valero Arnau aparece en la lista de prisioneros hechos tras la rendición de dicho fuerte (en el mismo listado figura don José Esparza Esparza, de 24 años, natural de Torrebaja, provincia de Valencia, jornalero).
Sobre la muerte de Juan Valero hay dos versiones: la primera dice que a fue fusilado en Liria con otros prisioneros; otra versión conocida es que "logró escapar de los alfonsinos" y que, "una vez su propósito obtenido, a caballo, se lanzó a través de la provincia de Valencia, y después de haber extenuado un corcel, consiguió llegar a Silla, donde cayó muerta su segunda montura. Pero desgraciadamente Silla estaba ocupado por los alfonsinos, soldados del regimiento de Granada, y cuando el Teniente Coronel Valero Arnau, agotado en su esfuerzo llegaba a la población, a bayonetazos fue muerto". En todo caso, antes de mediados de agosto, ya era muerto este Juan Valero Arnau.


1875 NOVIEMBRE, 19.- Tras la ocupación de Olot (que lo había sido en marzo), y la conquista de Seu d'Urgell (en agosto), el 19 de noviembre queda finiquitada la Guerra en Cataluña.
Muy poco más duraría el conflicto, pero ya sólo en el frente del Norte (País Vasco-Navarra).


1876

1876 FEBRERO, 28.- Tras la caída de Estella (Navarra), la que había sido "capital carlista", el pretendiente Carlos de Borbón y Austria-Este (Carlos VII) partió a Francia, cruzando la frontera el 28 de febrero. Ésta es la fecha que se da como final de esta III Guerra Carlista.
Sin embargo quedó un pequeño reducto fiel al carlismo, el castillo de Lapoblación (Navarra), cuya guarnición se rindió el 2 de marzo, tras tener conocimiento que su rey ya había pasado a Francia dos días antes.



BIBLIOGRAFIA Y FUENTES:

En este blog: https://historiarrinconados.blogspot.com y en cada publicación por guerra y año, se encuentran las fuentes consultadas.


Comentarios

  1. A finales de 1839 y principios de 1840 se destruyen/queman vari@s iglesias, torres y castillos en la zona: Diciembre de 1839 en Priego, febrero de 1840 en Caudete de las Fuentes, Aras de los Olmos, Landete, Víllora y Mira. Parece ser que el motivo era impedir que sirviesen de punto de apoyo para las tropas liberales ante la imposibilidad de sostenerl@s.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

ENTRADAS POPULARES

LAS GUERRAS CARLISTAS EN EL RINCON DE ADEMUZ Y LA ZONA, SEGUN LOS DOCUMENTOS (IX). TERCERA G.C. (1872-1876). PERIODO 1872-1873

LAS GUERRAS CARLISTAS EN EL RINCON DE ADEMUZ Y LA ZONA, SEGUN LOS DOCUMENTOS (I). INTRODUCCION

RESUMEN 3ª GUERRA CARLISTA (1872-1876)

LAS GUERRAS CARLISTAS EN EL RINCON DE ADEMUZ Y LA ZONA, SEGUN LOS DOCUMENTOS (II). PRIMERA G.C. (1833-1840). PERIODO 1834-1835

LAS GUERRAS CARLISTAS EN EL RINCON DE ADEMUZ Y LA ZONA, SEGUN LOS DOCUMENTOS (X). TERCERA G.C. (1872-1876). PERIODO 1874

LAS GUERRAS CARLISTAS EN EL RINCON DE ADEMUZ Y LA ZONA, SEGUN LOS DOCUMENTOS (III). PRIMERA G.C. (1833-1840). PERIODO 1836

LAS GUERRAS CARLISTAS EN EL RINCON DE ADEMUZ Y LA ZONA, SEGUN LOS DOCUMENTOS (V). PRIMERA G.C. (1833-1840). PERIODO 1838

LAS GUERRAS CARLISTAS EN EL RINCON DE ADEMUZ Y LA ZONA, SEGUN LOS DOCUMENTOS (VI). PRIMERA G.C. (1833-1840). PERIODO 1839

LAS GUERRAS CARLISTAS EN EL RINCON DE ADEMUZ Y LA ZONA, SEGUN LOS DOCUMENTOS (IV). PRIMERA G.C. (1833-1840). PERIODO 1837

LAS GUERRAS CARLISTAS EN EL RINCON DE ADEMUZ Y LA ZONA, SEGUN LOS DOCUMENTOS (XI). TERCERA G.C. (1872-1876). PERIODO 1875