LAS GUERRAS CARLISTAS EN EL RINCON DE ADEMUZ Y LA ZONA, SEGUN LOS DOCUMENTOS (I). INTRODUCCION

INTRODUCCION
D. Carlos junto a Zumalacárregui, en 1835

El presente trabajo, tras realizar una recopilación de textos de periódicos de la época, libros editados y publicaciones en Internet, no pretende más que ofrecer una básica información sobre los sucesos del período que afectan a nuestra comarca y zonas vecinas, pues ni soy, ni pretendo ser historiador, ni por formación académica, ni por los medios de que dispongo. Menos todavía tomar parte, ni justificar nada de este período tan contradictorio y visceral, que se repetiría en lo básico, 100 AÑOS MÁS TARDEen la Guerra Civil 1936-1939.

Otra cosa que quiero que quede clara, es que la inmensa mayoría de las fuentes a que he tenido posibilidad de acceder, parten del bando gubernamental, oficial y, en este caso, victorioso de estas guerras, con lo cual hay que tomarlas con la objetividad precisa, pues no es posible que las facciones carlistas siempre salieran huyendo, con muchas bajas humanas y requisa de material, y las liberales y republicanas salieran prácticamente indemnes; unos los cobardes y otros los héroes. Ojo con esto, pues ocurre lo mismo en cualquier narración de guerra, según se consulten medios de una u otra parte contendiente, tanto en aquellos tiempos, como en otros más cercanos, e incluso en los actuales.


También advierto, que la transcripción de los textos originales, la he hecho con la gramática actual, sin tener en cuenta posibles diferencias existentes con la ortografía de la época (tildes, “bes” y “uves”, “ges” y “jotas”… Otra aclaración: los textos que aparecen ["entre corchetes"], son añadidos míos, con el fin de ampliar información o puntualizar fechas.


Isabel II niña (por Carlos Luis de Ribera)

Carlos María Isidro (retrato de Vicente López Portaña)

María Cristina de Borbón (retrato de Carlos Blanco)


CONTEXTO HISTORICO

Tras la muerte de Fernando VII (29-09-1833), asciende al trono su hija, Isabel II, ejerciendo la regencia su madre y esposa de Fernando, María Cristina de Borbón-Dos Sicilias (Isabel todavía no había cumplido 3 años). Esto fue posible porque en marzo de 1830 dicho rey aprobó la “Pragmática Sanción”, anulando la “Ley Sálica” que imposibilitaba a las mujeres a llegar al Trono.


La regente (de valores absolutistas y antiliberales), tendrá que hacer concesiones a los moderados-progresistas-liberales, para ganarse el apoyo para la causa de su hija Isabel, contra los partidarios de su cuñado Carlos María Isidro de Borbón (hermano de Fernando VII).


Isabel II no fue reconocida por el infante Carlos María Isidro, que hubiera sido el heredero a la Corona de no haberse derogado la “Ley Sálica”. D. Carlos María Isidro, que estaba exiliado en Portugal, promulgó el “Manifiesto de Abrantes”, para que fueran reconocidos sus derechos dinásticos. Fue la chispa para el levantamiento del pretendiente y sus círculos en lo que se llamó la Primera Guerra Carlista (1833-1840), entre “Isabelinos” (“Cristinos”, “Liberales”…), y “Carlistas” (“Realistas”, “Serviles”, “Exaltados”, “Apostólicos”, “Tradicionalistas”…).


Pero dejaremos a un lado el conflicto sucesorio, pues en realidad, fue un pretexto para el verdadero enfrentamiento político y social entre las dos Españas, la Liberal y Progresista contra la Ultracatólica y Absolutista, la Revolución o la Reforma contra la Reacción o la Contrarrevolución, el Liberalismo contra el Antiguo Régimen, el mundo rural contra la burguesía de las ciudades. Aunque tampoco fue así exactamente y hubo más motivos.

Factores muy importantes facilitaron este conflicto. Entre otros:

- Disolución del “Cuerpo de Voluntarios Realistas”. Creado tras la caída del “Trienio Liberal” (1820/1823). Estaba formado por Absolutistas, partidarios del “Antiguo Régimen” y que tuvo una misión policial en las ciudades, cuyo fin era la defensa del Absolutismo. Gentes que quedaron sin empleo y sin salarios que, en la mayoría de los casos, era su medio de vida. Se adhieren en masa a los “Carlistas”.

- Depuración dentro del ejército de militares absolutistas, en favor de moderados y liberales. En su inmensa mayoría, los primeros, junto con parte de los moderados, pasan a engrosar las filas del Carlismo.

- Por parte de los pequeños y medianos propietarios agrícolas, y la nobleza rural, que veían peligrar los intereses con el liberalismo, también acogen y apoyan económicamente a este movimiento Carlista.

- En cuanto a las masas campesinas, mayoritariamente muy conservadoras y tradicionalistas, se vieron resentidas, a la largo de estas guerras, por las desamortizaciones de Mendizábal y Madoz. Ven que las propiedades de las que eran arrendatarios, pasan de manos de una burguesía de grandes propietarios, pues ellos no disponen de medios para adquirir esas tierras. Unos ven incrementadas sus contribuciones y otros pasan a ser simples jornaleros. Son susceptibles de incorporarse a las filas Carlistas, además teniendo en cuenta la recluta forzosa en algunas poblaciones que ocupaban las fuerzas Carlistas. También ven en las ciudades y en la burguesía urbana, mayoritariamente liberal, el origen de todos sus males, y la decadencia de los principios morales y religiosos que mantenían.

- El bajo clero, se vuelca también por la causa Carlista.

- La aristocracia, sin embargo, se decanta por mitad hacia cada uno de los bandos.


Posteriormente surgieron la Segunda Guerra Carlista (1846-1849), y la Tercera (1872-1876), del mismo fondo, pero que se justificaron por cuestiones, además de sucesorias, también forales, crisis económica, monarquía parlamentaria de Amadeo I, surgimiento de la 1ª República, etc,...

Seguramente, para la inmensa mayoría de la gente, las Guerras Carlistas no existieron o no tuvieron influencia en estas comarcas (la idea general es que sólo sucedieron en el País Vasco, Navarra, Cataluña, Maestrazgo...). No es así, y muy por contrario, se podrá comprobar por este modesto trabajo la importancia que tuvo nuestra zona en estos conflictos (especialmente en la 1ª y 3ª Guerra).



Si trazamos una línea sobre el mapa de España, y unimos estos cinco puntos, Maestrazgo-Sierra de Gúdar (Morella-Cantavieja-Rubielos de Mora...), Señorío de Molina-Alto Tajo, Cuenca y su Serranía, Utiel-Requena y Los Serranos (Chelva-Alpuente...), podremos observar que en el centro aproximado de este polígono imaginario queda el Rincón de Ademuz. De ahí la importancia que tuvo esta comarca, por ser el centro casi equidistante de estos puntos estratégicos en casi todos los períodos de guerras. Además de ser paso obligado entre Aragón, Castilla la Mancha (entonces Castilla la Nueva) y Valencia. Paso imprescindible entre la zona mayoritariamente carlista del Maestrazgo y Bajo Aragón, hacia Cuenca y Valencia. De ello la importancia de nuestra comarca en estas guerras, tanto por línea importante de paso, huída, refugio y reconcentración de las tropas, como por ser plazas y fortificaciones tomadas y liberadas en varias ocasiones, siendo algunas de marcada tendencia carlista por parte de la población.





LAS TRES GUERRAS


  • PRIMERA GUERRA CARLISTA (1833-1840)
  • SEGUNDA GUERRA CARLISTA, o Campaña Montemolinista (1846-1849)
  • TERCERA GUERRA CARLISTA (1872-1876)





Comentarios

  1. Hola,
    Me llama la atención las referencias al cabecilla carlista Fernando Adelantado. Se sabe el origen de éste. Tengo referencias de que mi familia procede de Caudiel. Y tengo referencias de un oficial liberal que sofocó a cañonazos algún disturbio en la Barcelona de finales del XIX.
    Gracias
    Mi correo es sbd1959@gmail.com

    ResponderEliminar
  2. Acabo de encontrar este blog. Esto encantado "iniciarme" en este periodo de las guerras carlistas. Muy agradecido por semejante recopilación y trabajo. Estoy deseando que llegue esta noche para ir leyendo más...Por cierto cuando llegue al pueblo preguntaré por el tal "Domingo Rubio" je.je

    Insisto. Muy agradecido!

    ResponderEliminar
  3. Hola, por fin he encontrado el tiempo necesario para leer esta ingente investigación con detalle, como imaginaba por el tiempo que tu trabajo en redes, no sólo he disfrutado con tu relato , también he encontrado muchísimos datos que desconocía de nuestra zona.
    Gracias por compartirlo. Ojalá que pronto me pueda pasar por Torrebaja y contrastar algunas dudas.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

ENTRADAS POPULARES

LAS GUERRAS CARLISTAS EN EL RINCON DE ADEMUZ Y LA ZONA, SEGUN LOS DOCUMENTOS (IX). TERCERA G.C. (1872-1876). PERIODO 1872-1873

RESUMEN 3ª GUERRA CARLISTA (1872-1876)

LAS GUERRAS CARLISTAS EN EL RINCON DE ADEMUZ Y LA ZONA, SEGUN LOS DOCUMENTOS (II). PRIMERA G.C. (1833-1840). PERIODO 1834-1835

LAS GUERRAS CARLISTAS EN EL RINCON DE ADEMUZ Y LA ZONA, SEGUN LOS DOCUMENTOS (X). TERCERA G.C. (1872-1876). PERIODO 1874

LAS GUERRAS CARLISTAS EN EL RINCON DE ADEMUZ Y LA ZONA, SEGUN LOS DOCUMENTOS (III). PRIMERA G.C. (1833-1840). PERIODO 1836

LAS GUERRAS CARLISTAS EN EL RINCON DE ADEMUZ Y LA ZONA, SEGUN LOS DOCUMENTOS (V). PRIMERA G.C. (1833-1840). PERIODO 1838

LAS GUERRAS CARLISTAS EN EL RINCON DE ADEMUZ Y LA ZONA, SEGUN LOS DOCUMENTOS (VI). PRIMERA G.C. (1833-1840). PERIODO 1839

LAS GUERRAS CARLISTAS EN EL RINCON DE ADEMUZ Y LA ZONA, SEGUN LOS DOCUMENTOS (IV). PRIMERA G.C. (1833-1840). PERIODO 1837

LAS GUERRAS CARLISTAS EN EL RINCON DE ADEMUZ Y LA ZONA, SEGUN LOS DOCUMENTOS (XI). TERCERA G.C. (1872-1876). PERIODO 1875